La naturaleza de los toros de lidia

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Octubre 2017
compartir
Maltrato animal, toros de lidia, genética, domésticos producción, entorno, influenciables, CONtexto Ganadero.
“Toros bravos han sido sometidos a una selección muy distinta a la de los animales de leche o carne”, Jimmy Vargas. Foto: Fedegán.
Mientras el debate sobre el maltrato animal es un tema que se mantiene vigente en la sociedad colombiana, los especialistas plantean que cambiarles el oficio natural a los animales es llevarlos a la extinción, en tanto que otros, señalan que genéticamente el entorno es una influencia de su comportamiento.
 
El respeto lo tienen claro los productores, los investigadores y los médicos veterinarios. Lo importante es proporcionarles a los animales confort y aplicar las 5 libertades del bienestar: Hambre y sed, miedo y estrés, enfermedad, incomodidad y expresión de comportamiento natural. (Lea: ¿Cómo alcanzar mayor eficiencia a través del bienestar animal?)
 
Se refieren a prevenir que en los esquemas de producción sucedan esos 5 eventos. De hecho la gran mayoría de los ganaderos los tienen presentes y se han concientizado, de tomar precauciones en sus unidades productivas, para prevenir el maltrato.
 
Gabriel Serrano, médico veterinario, investigador y docente, opina que la regulación existe, pero hay que tener la concepción de humanidad en la relación con los animales.
 
“Dicen que los caballos no trabajen, pero esos son proyectos sueltos porque no existe quien suministre recursos para su cuidado y sostenimiento”, explicó.
 
De acuerdo con Serrano, los animales tienen su naturaleza y cada cual nace para un objetivo y si se le cambia su oficio, se muere o se extingue.
 
Aplica en el caso de los toros de lidia. Las hembras dan poca leche y los toros tienen mucho musculo, entonces si acaban el espectáculo de las corridas de toros, en vez de regularlas y modificarlas, pues esos animales quedan condenados a la extinción. (Lea: 5 virtudes de la raza autóctona de Lidia)
 
Los toros de lidia proceden de cruces con otras razas, como son: berrenda, cárdena, salmantina y retinta.
 
“Los animalistas dicen que no son una raza y por eso se acaban, pero no hay extinción, quedan las otras razas. Lo cual es como decir que no importa que se acabe el Brahman, porque es cruce de Nelore, Guzerá, Gyr, Krisna, Red polled y Red Sindhi”, argumentó.
 
Fueron domesticados
 
Por su parte Jimmy Vargas, quien es médico veterinario, pertenece al Instituto de Genética de la Universidad Nacional y es doctorado en Ciencias Veterinarias y Medicina Tropical, consideró que los animales fueron domesticados con fines productivos y de compañía.
 
El científico fue explicito en decir que hay una relación entre la genética y el entorno y si este último,  estimula ciertos genes asociados a determinados comportamientos, es lógico tener después de varias generaciones, toros bravos, gallos agresivos o incluso perros peligrosos.
 
Aunque genéticamente se tenga la potencialidad en los individuos para ser agresivos, si el entorno no estimula dicha característica, muy probablemente ella tienda a desaparecer.
 
Así las cosas, mientras existan personas que seleccionen bajo los criterios del toro bravo o el Gallo de pelea, ellos seguirán siendo los responsables del mantenimiento y selección de estas características dentro de las poblaciones.
 
Las hembras de lidia producen leche tal como muchas hembras en ganaderías tropicales de 2 a 3 litros diarios.
 
Además los toros bravos han sido sometidos a una selección muy distinta a la de los animales de leche o carne, por tanto, es lógico que dichas características no sean las más sobresalientes.
 
Con respecto a la posibilidad de destinar los toros de lidia a la producción de carne, dijo, que dicho animal es lo más parecido al Bos primigenius, así las cosas, seguramente conservan características de dicho ancestro de los bovinos actuales. 
 
Aún en rumiantes seleccionados tenemos parámetros de calidad de carne que no son óptimos, imagínese lo que está pasando en un grupo que durante miles de años no fue seleccionado para características productivas.