Las 5 estrategias para mimar terneros

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Mayo 2015
compartir
cuidados de los terneros
El bienestar animal en el predio inicia en el cuidado dado a las crías. Foto: CONtexto ganadero.
Los bovinos son la fuente económica en la ganadería de cría, levante y ceba. Mantenerlos en un estado de confort, no es una opción a elegir; en la actualidad representa un deber que asumen productores y trabajadores con visión empresarial.
 
En Europa la protección animal se convirtió en un tema capital de la política agraria, al partir de las directrices emitidas por la Comisión Europea, CE, que ha aprobado normas que obligan al adecuado transporte de los semovientes, incluida la preparación que necesitan recibir los conductores para tal fin. (Lea: La ganadería vacuna y el desarrollo sostenible)
 
Además de eso, han buscado cambiar los parámetros sobre la manera en la que deben vivir los animales más jóvenes al buscar que, en primer lugar, no vivan aislados unos de otros, habilitar espacios amplios para que descansen, coman y se desplacen.
 
Y aunque parecen hechos elementales, en algunas regiones del mundo y Colombia, todavía no se comprende el término de confort, bienestar animal o mimos para los animales, como se referencia en algunos países.
 
De acuerdo con Fredy García, experto en bienestar animal e investigador del Centro Tibaitatá de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, “el país está en pañales” respecto del manejo animal al desconocer o no poner en práctica las que él llama las “5 libertades” con las que se busca transmitir el mensaje de que el confort influye de manera directa en los índices de producción y reproducción en el predio.
 
“Muy pocos ganaderos ven como importante el tema de bienestar animal, que debería serlo en aras de brindarles mejor calidad de vida y esperar salidas de producción reproducción elevadas. El trabajo ya empezó con talleres y conferencias, promoviéndolo como un elemento de producción más que de protección animal”, comentó García, que reiteró que el tema va más allá de pensar en el cuidado de los derechos de los rumiantes. 
 
De esta forma, los mimos hechos a los terneros, animales jóvenes, que podrán mostrar su potencial genético, producto y reproductivo en la adultez, son fundamentales dentro del negocio pecuario. (Lea: Nadie quiere carne y leche de animales maltratadoas)
 
Es así como la Comisión Europea incluye en la práctica de mimos, la construcción de establos con materiales que no lesionen a las crías, sin porosidad y con adecuada ventilación y luz. Bajo el cuidado de los terneros deberán estar profesionales que vigilen que se les cambia cada día el agua que consumen y se suministre la comida requerida para su desarrollo.
 
Por su parte, García, explicó las 5 estrategias para que el bienestar animal tome fuerza en las ganaderías de Colombia y se reduzcan los errores que día a día se comenten en las fincas.
 
1. Nutrición: Los animales mal nutridos no desarrollan desde su corta edad fuerza para producir. El tema parte, según el investigador de la Corporación, del tipo de pasturas suministradas y demás alimentos.
 
2. Instalaciones: “Los predios de Colombia adolecen de buenas instalaciones. Todavía tenemos corrales que generan estrés y sufrimiento a los animales e incluso a los mismos trabajadores. Se deben mejorar”, apuntó el médico veterinario.
 
3. Salud: Los ganaderos desconocen de qué se enferman sus animales porque no toman muestras y nos las evalúan en laboratorios para estar al tanto del estatus de las reses. 
 
4.Etológica: Se desconoce, afirmó el profesional de Corpoica, la mejor forma de manejar el ganado porque los productores no se interesan en descubrir de qué trata el comportamiento individual y grupal de su hato. (Lea: Libertades del animal: factor indispensable en su bienestar)
 
5. Sin miedo: Los bovinos, sobre todo los animales jóvenes, son más susceptibles a padecer de miedo. Y si el ganadero hace un manejo adecuado del hato, reducirá esa carga que les impedirá ser adultos productivos.