Las 7 cualidades que debe tener una vaca madre de alquiler

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Enero 2015
compartir
vacas receptoras
De nada sirve la transferencia de embriones si la vaca receptora no cumple con una serie de condiciones mínimas. Foto: CONtexto Ganadero.
La transferencia de embriones es efectiva si se aplican varios factores y uno de ellos es disponer de una buena vaca receptora. Ante eso, CONtexto Ganadero le presenta las cualidades a considerar para elegir una madre de alquiler óptima.
 
Diego Ortiz, investigador PhD de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, señaló que es recomendable escoger una vaca joven o novilla de 1 o 2 partos como receptora.
 
“Se debe elegir una vaca que no sea problema”, afirmó el experto en ganadería bovina, quien se refirió a casos en los que productores desechan reses por su deficiencia reproductiva o edad adulta y que podrían caer en manos de ganaderos que quieren aumentar su hato. (Lea: La estimulación ovárica en la ganadería bovina)
 
Por eso, añadió Ortiz, es elemental hacer un diagnóstico de sanidad a la res, el cual indicará al productor sobre la presencia de enfermedades sexuales u otras que puedan dificultar la preñez.
 
“Un factor fundamental es el estatus sanitario que se logra haciendo un análisis previo a la vaca de enfermedades que pueden afectar su reproducción”, explicó el investigador de Corpoica.
 
El diagnóstico sanitario se hace en corto tiempo para no entorpecer el proceso de reproducción y existen métodos que se emplean para que el resultado, además, sea confiable. 
 
Miguel Peña, médico veterinario, zootecnista e investigador del Centro La Libertad de Corpoica, en Villavicencio, manifestó que el “manejo preventivo de sanidad” consiste en aplicar vacunas y hacer desparasitación externa e interna.
 
Cuando el ganadero descarta cualquier presencia de enfermedad debe entrar a verificar que la res tenga la corporalidad adecuada para resistir 9 meses de gestación y el parto. 
 
Ortiz mencionó que la madre de alquiler no puede estar ni por debajo ni por encima de la cifra de peso ideal: “La condición corporal de la receptora debe estar entre 3.5 y 4; la gordura o flacura no se permiten en los indicadores para la reproducción”. Estos números se consiguen con una tabla que manejan médicos veterinarios y que guían al productor sobre la corporalidad de los rumiantes. 
 
Verificadas las anteriores recomendaciones, se deben revisar los ovarios de la vaca receptora. Un médico veterinario se encarga de ello y determina si están o no activos. (Lea: Nacen 2 terneros producto de una bitartición embrionaria)
 
“Si se hace transferencia de embrión fresco o congelado es importante que las condiciones inmunes de la receptora sean competentes”, agregó Peña.
 
La condición inmune de una vaca de alquiler se evalúa observando la calidad de alimento y el buen trato que recibe. “La gestación llega a feliz término si la receptora se encuentra bajo un manejo adecuado”, resaltó Peña.
 
Una vaca receptora que está en un entorno inadecuado puede sufrir estrés crónico o agudo, lo que obstaculizaría el periodo de gestación.
 
Vínculo madre e hijo
 
Las crías que nacen producto de la transferencia de embriones son hijos biológicos mas no genéticos. Sin embargo, afirmaron los expertos de Corpoica, el vínculo entre madre y ternero en ambos casos se desarrolla de igual manera, lo que incluye reconocimiento y periodo de lactancia. 
 
De igual forma, una vaca receptora puede ser madre más de una vez. Se conocen casos de reses, especialmente de ganado criollo, que han parido hasta 13 crías. En todos los casos, lo fundamental es que el animal tenga cada una de las 7 cualidades.  (Lea: Primeros bovinos clonados del Cesar nacerían a finales de 2015)
 
España le apuesta a las madres de alquiler
 
La Unidad de Obtención y Transferencia de Embriones Bovinos del Centro de Selección y Reproducción Animal, Censyra, encabezó la elección de 3 vacas de alquiler que tuvieron sendas crías de la raza retinta, las cuales reconocieron a su madre tras el nacimiento.
 
“Las novillas se comportan como cualquier madre y aceptan con naturalidad la presencia de sus terneros morenos”, informó Censyra en un comunicado difundido en diferentes medios.