Leucosis bovina, enfermedad con presencia silenciosa en Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Agosto 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, , ganadería sostenible, leucosis, leucosis bovina, virus leucosis, leucosis bovina en colombia, seroprevalencia de la leucosis en colombia, historia de la leucosis, control de la leucosis, transmisión de la leucosis, tratamiento de la leucosis, tipos de leucosis
Esta es una enfermedad que puede transmitirse de un animal al humano, por lo cual se considera zoónotica. Foto: zoovetesmipasion.com - elabcrural.com - axoncomunicacion.net - veepro.nl - Gustavo Carrillo Izarraga / Rony Guinet

Las enfermedades virales en el ganado bovino constituyen una causa importante de problemas sanitarios asociados con pérdidas económicas en la industria ganadera bovina. Uno de estos es la infección por el virus de la leucosis bovina (VLB), que tiene un comportamiento endémico a nivel mundial.

 

El virus de la leucosis bovina es el agente de la leucosis enzoótica bovina (LEB), una neoplasia en tejidos linfáticos de la especie bovina. La enfermedad cursa como asintomática en la mayoría de los animales infectados, a lo largo de su vida disminuyen considerablemente su capacidad productiva y la ganancia de peso en pie se ve comprometida, la producción de leche disminuye y se generan costos adicionales a causa de infecciones concomitantes. Tiene mayor incidencia en las explotaciones lecheras porque, en gran medida, al hacinamiento y las distintas prácticas que facilitan la transmisión.

 

Las prevalencias de infección por leucosis son altas en la mayoría de países productores de leche, excepto en los que pertenecen a la Comunidad Económica Europea, que desde 1980 han implementado medidas de control y erradicación del virus. (Lea: Todo lo que usted debe saber sobre la Leucosis Viral Bovina)

 

 

Aparición de la enfermedad

 

En una investigación realizada por la Pontificia Universidad Javeriana se explica que fue en 1871 cuando se tienen las primeras observaciones de Leisering del virus, llegando a identificar “una enfermedad en el bovino que causaba esplenomegalia y leucositosis persistente, no obstante en ese momento no se conocía la causa específica de esa sintomatología”.

 

Luego de esto empezaron a presentarse casos en todo el mundo, principalmente en Reino Unido, Suiza, Estados Unidos, Suecia, Francia, Japón y en América Latina.

 

 

Los tipos de la enfermedad

 

La leucosis bovina pertenece a la familia Retroviridae, subfamilia Orthoretrovirinae, la cual se divide en seis generos: alfaretrovirus, betaretrovirus, gammaretrovirus, epsilonretrovirus, lentivirus y deltaretrovirus.

 

Existen dos tipos de esta enfermedad, la leucosis bovina esporádica que afecta a los animales menores de tres años de edad y se caracteriza por un aumento de tamaño de múltiples ganglios linfáticos. Esta se forma en animales menores de dos años y se caracteriza por la hinchazón en el cuello que causa edema y timpanismo.

 

El segundo tipo es la leucosis viral bovina (LVB) que es el proceso neoplástico mortal, sistemático y maligno del sistema rericularendotelial, caracterizada por la aparición de acúmulos de linfocitos neoplásticos en casi cualquier órgano.

 

 

Leucosis en Colombia

 

De acuerdo con la investigación mencionada, en Colombia recientemente se reportaron factores de riesgo y de protección asociados con la infección por LVB en donde el contagio con parásitos sanguíneos y con otros virus tales el sincitial respiratorio, parainfluenza y diarrea viral bovina se encontraron como uno de los principales factores de riesgo asociados a LVB.

 

El Manual para el manejo de la Leucosis Bovina actualizado por Vecol en 2021, indica que en Colombia se han realizado estudios epidemiológicos para establecer la prevalencia de la enfermedad. “De 8092 animales muestreados en 386 predios se encontró serorreacción en 3523 (43.5%) animales, se consideró positivo a los predios que contaron con al menos uno de sus animales seropositivos a la enfermedad, de manera que, de los 386 predios muestreados, 279 resultaron positivos. En Puerto Salgar, Villavicencio y San Pedro de los Milagros se encontraron animales positivos en la totalidad de los predios”.

 

Estos mismos estudios han resulto que la prevalencia en predios encontrada en otras regiones es de 96.7% para Aguachica y Río de Oro, 76.9% en Sotaquirá, 72.6% en Subachoque y la cuenca del río Subachoque, 62.5% en Subachoque y 52.3% en Guachucal.

 

La Revista Colombiana de Ciencia Animal RECIA de la Universidad de Sucre desarrolló en 2019 un estudio sobre la seroprevalencia del virus de la leucosis en bovinos del departamento Caquetá. En nuevo municipios fueron recolectadas las muestras de sangre de 100 predios ganaderos dedicados al sistema doble propósito, obteniendo suero sanguíneo de 1000 bovinos, de los cuales 893 fueron hembras.

 

El estudio explica que se realizó la prueba Elisa indirecta para detección de anticuerpos para VLB considerando casos positivos con porcentaje de M/N menor a 40%. Se obtuvo una seroprevalencia general de 25.18% en el departamento de Caquetá, 26.25% en machos y de 25.37% en hembras. La investigación concluyó que la seroprevalencia de VLB en ganado doble propósito mayor a 36 meses es moderada, pero a nivel de hatos la prevalencia es alta.

 

 

Transmisión

 

En un artículo publicado por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia se menciona que esta enfermedad se transmite fácilmente por malas prácticas de manipulación, como descornar sin previa desinfección, palpar con mangas desechables reutilizadas, usar agujas y equipo quirúrgico contaminado.

 

En el caso de los animales jóvenes, esta transmisión se presenta por infección transplacentaria, además por medio del calostro y la leche de animales infectados durante la lactancia. Este contagio se presenta con bastante frecuencia porque de introducen animales asintomáticos al hato. (Lea: Aprenda cómo evitar contagio de Leucosis en su finca)

 

Mientras más elevada sea la prevalencia de la enfermedad en una finca lechera, más favorecida se ve la transmisión horizontal. En el caso del contagio vertical, se cree que es de menor importancia, consideran que menos del 10% de los animales nacidos de madres portadoras se infecta por el virus.

 

 

Diagnóstico

 

El texto mencionado anteriormente expone que como métodos diagnósticos existen muchos de gran importancia económica como las técnicas serológicas que incluyen IDGA (inmunodifusión en gel agar), Elisa y radioinmunoensayo, que tienen muy buena sensibilidad y especificidad, teniendo presente que hay ciertas condiciones del animal que pueden llevar a falsos positivos o negativos como en el caso de animales en periodo periparto.

 

La PCR es otro mecanismo que se utiliza principalmente como ayuda a la serología para la confirmación de los resultados. También se puede implementar una Elisa indirecta o una Elisa de bloqueo.

 

 

Control

 

En el Manual para el manejo de la Leucosis Bovina actualizado por Vecol en 2021, la principal estrategia para el control es tener un diagnóstico temprano de todos los animales del hato, el cual se logra con alguna de las pruebas anteriormente mencionadas.

 

Una vez se encuentra un resultado positivo, se deben tomar medidas para evitar que el animal contagia al resto del hato. El principio básico reportado es la separación lo más rápidamente posible de los animales considerados infectados y su eliminación paulatina.

 

 

Tratamiento

 

En la investigación realizada por la Pontificia Universidad Javeriana se dice que hasta el momento no existe una vacuna ni tampoco un tratamiento para esta enfermedad, por lo tanto se hace necesario tomar medidas frente a la prevención y el control de la enfermedad.

 

“En la literatura se reportan algunos factores de riesgo que incrementan la posibilidad de contagio de unos animales con otros tales como la presencia de hatos vecinos infectados, pastos compartido, alquiler de vacas o toros entre fincas, tamaño de los hatos, deficiencia en los procesos de desinfección y las malas prácticas pecuarias”, expone el documento.

 

 

Leucosis en humanos

 

En mismo texto asegura que este es un virus cuyo tropismo principal es el ganado bovino, pero está logrando infectar al humano, posiblemente por el contacto directo con el animal infectado o por el consumo de alimentos provenientes de esto, convirtiéndolo así en un virus potencialmente zoonótico.