Los ácidos grasos omega-3 y omega-6 ayudan en la reproducción bovina

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Febrero 2019
compartir
Omega-3 en ganadería, omega-6 en ganadería, omega 3 y omega 6 en reproducción de bovinos, suministro de omega 3 y omega 6 en bovinos, Grasas protegidas, grasas sobrepasantes, Ácido linoleico conjugado, CLA, beneficios CLA, beneficios Ácido linoleico conjugado, propiedades CLA, rumiantes alimentados con pasto, ácidos grasos, ventajas ácidos grasos, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
En su correcta proporción y en los tiempos adecuados, estos nutrientes resultan fundamentales para la reproducción bovina. Foto: Pinterest.com

Para evitar el detrimento de la reproducción a causa del alza en el rendimiento productivo de la leche, se ha comprobado que el uso de ácidos grasos del tipo omega-3 y omega-6 contribuye a la función ovárica de las vacas, aunque debe hacerse con sumo cuidado.  

 

El doctor en Veterinaria Alfredo J. Escribano aseguró mientras que en los años 80 se demostró que la grasa suplementaria en la ración de la vaca producía una mejora en el balance energético de las vasas, en los 90 se encontró que los ácidos grasos eran los que mejoraban la función ovárica.

 

Actualmente se ha demostrado que son ciertos ácidos grasos de cadena larga y poliinsaturados los que producen el efecto positivo en la reproducción, los denominados Ácidos Grasos Esenciales (AGE)”, escribió. (Lea: Ofrezca al ganado alimentos con ácidos grasos de cadena corta y media)

 

Estos son los ácidos de cadena larga y poliinsaturados, conocidos bajo los nombres de ácido linoleico (omega-6) y ácido linolénico (omega-3), que según Escribano deben ser aportados por los alimentos en la ración diaria debido a que el animal no puede formarlos a partir de otros ácidos.

 

Las principales fuentes de materias primas que nos van a aportar estos AGE provienen de aceites vegetales y marinos. En el caso de omega-6, el aceite de soya, aceite de maíz, aceite de algodón, entre otros; y en el caso de omega-3, aceite de pescado y aceite de linaza.

 

El médico veterinario Gonzalo Carmona Solano explicó que los ácidos grasos omega-3 favorecen la tasa de concepción, disminuyen la mortalidad embrionaria y reducen el número de servicios por concepción. (Blog: Carne de res contiene ácido graso que protege contra el cáncer)

 

De otro lado, los ácidos grasos omega-6 aumentan la producción de prostaglandinas serie 2 favoreciendo la involución del útero, disminuyendo la retención de placenta, adelantan el regreso normal al ciclo estral así como la aparición del primer parto.

 

Sin embargo, el experto aconsejó no suministrar los omega-3 en el parto y después del parto hasta que la vaca presente celo, mientras que los omega-6 deben ser ofrecidos hasta después de que la hembra ha sido inseminada.

 

Por su parte, Escribano sostuvo que los AGE, como precursores de las prostaglandinas y de hormonas esteroideas como la progesterona, evitan problemas de cetosis en el periodo de transición. (Lea: Propiedades de ácido linoleico conjugado y cómo aumentar niveles en bovinos

 

Según él, “los ácidos grasos esenciales (Omega-3 y Omega-6) tienen claros efectos en la reproducción de vacuno de leche. No obstante, deben administrarse en dosis y momentos adecuados para conseguir los efectos deseados”.