Motosa de algodón, suplemento para ganado en épocas críticas

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Marzo 2013
compartir
Semilla motosa de algodón
El contenido de proteína cruda se clasifica como de ‘mediano a alto’ con valores entre el 23% y el 26%, con procesos de digestión en promedio de 17,6%. Foto: Fedegán.
Con altos nutrientes proteínicos y energéticos, esta semilla es una alternativa de suplemento alimenticio que permite mejorar en los bovinos los parámetros reproductivos.
 
Tres kilos por vaca y dos veces al día es la medida apropiada para alimentar a los animales, siempre y cuando se tenga se mantengan ciertas medidas preventivas cuando se trata de terneros y reproductores. La semilla motosa de algodón es un fruto que se abre en la madurez y contiene semillas en su interior. (Lea ‘En época de crisis, ganaderos deben apuntar a los suplementos alimenticios’)
 
De acuerdo con Héctor José Anzola Vásquez, coordinador de Investigación y Desarrollo de Fedegán, en los hatos colombianos vuelve a contemplarse esta semilla como suplemento alimenticio para las vacas, gracias a su alta concentración de proteína cruda, energía, fósforo y fibra.
 
Esta es una semilla cuyas altas dosis de nutrición resuelve los desbalances en esta materia, mejorando el desempeño productivo y reproductivo en las vacas, pero el productor debe tener en cuenta la cantidad que suministra”, explicó el profesional de Fedegán.
 
Según Anzola, el exceso de este suplemento puede causar dificultades respiratorias, insuficiencia circulatoria y/o la muerte en el animal, debido a la carga instantánea de gosipol, por eso, se sugiere mezclar la ración, más si se trata de vacas lecheras, donde la receta tenga otras materias primas como ensilaje de maíz, harina, arroz, papa picada, bicarbonato de sodio y sal mineralizada. (Lea ‘Ganaderos de Santander toman medidas a causa de la sequía’)
 
Esta semilla aumenta la proporción de grasa, especialmente en las concentraciones de ácido esteárico y oleico en la leche. Así mismo, aporta al incremento del índice de preñez en las vacas para el próximo servicio, la idea es suministrar con dos kilogramos de semilla en forma diaria, o tres veces a la semana, durante el último período de parto, es decir, los dos o tres últimos meses de gestación.
 
“La semilla motosa de algodón puede considerarse una excelente materia prima para la nutrición y fabricación de alimentos y suplementos balanceados para el ganado bovino”, puntualizó Anzola Vásquez.