Perjuicios y beneficios de preñar novillas a temprana edad

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Septiembre 2015
compartir
primer servicio en vacas
Las vacas han comenzado su primer servicio antes de los 16 meses de vida. Foto: www.pixabay.com.
Las reses frescas o jóvenes, aquellas que están entre los 14 y 16 meses de vida, han tenido su primer servicio a esta edad para iniciar la lactancia lo más rápido posible.
 
La estrategia ha sido adoptada por algunas ganaderías de Colombia con base en experiencias de fincas del extranjero. Pero ¿qué tan conveniente es preñar a una res a esta edad? ¿No es mejor esperar a que estén entre los 16 y 22 meses de vida? Expertos en bovinos dieron a conocer sus puntos de vista y respondieron estas preguntas. (Lea: En sus 6 años, 'Genética para todos' ha distribuido 32 mil pajillas)
 
Esteban de Jesús García, profesional en Zipaquirá, Cundinamarca, de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, señaló que las vacas han comenzado a tener su primera preñez a los 16 meses con partos a los 25 meses, lo que se concibe como animales jóvenes que son susceptibles, por su juventud, a sufrir cojeras u otros males, si no se manejan de forma adecuada.
 
Según el profesional, a esta edad las reses pueden alcanzar el peso indicado para ser inseminadas tras suministrarles concentrados y demás alimentos bajo sistemas de estabulación. Pero se ha sabido, anotó, que estas novillas pueden soportar solo 4 partos.
 
Aun así, anotó, "estas son estrategias de reproducción copiadas de Nueva Zelanda y México que dan resultados en producción de leche".
 
Ernesto González Cely, profesional en Chiquinquirá de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que más allá de la edad de la novilla, se considera relevante el peso y alzada que tenga para inseminarla o montarla.
 
Como principio, solo una res que tenga un peso mínimo de 360 kilos puede soportar una cría, aunque eso depende también de la raza. Esta cifra puede usarse para el caso de las Holstein, con una alzada (altura) de 1.50 metros, mientras que en las Jersey puede ser de 1.30. (Lea: 9 pilares de la cría de terneros saludables)
 
González aseguró que en Boyacá hay fincas en las que se ha iniciado el servicio en vacas a los 15 meses para tener crías antes de los 2 años de vida de la madre, pero para que se logre tener animales preñados a temprana edad se necesita de un manejo bovino completo, que inicia con la preparación para la reproducción de las novillas uno o 2 meses antes de inseminarlas o de que sean montadas por un toro.
 
"Se preñan entre los 16 y 18 meses, aunque se conoce de casos que han preñado a los 15 meses de vida de la vaca", apuntó el profesional de Chiquinquirá.
 
Eduardo Aguirre, zootecnista y especialista en nutrición animal, explicó que una res entre los 14 a 16 meses se conoce como joven para servir y se han sabido de casos de algunas que están en mudanza de dientes y sin ellos no comen bien, lo que afectaría su desarrollo corporal y el de la cría que lleva en su vientre. Por ello, recalcó que el primer servicio en novillas se deberá hacer con cuidado.
 
Uno de los tantos puntos clave que llevan al ganadero a determinar si se preña o no una novilla a temprana edad es la tasa de descarte y reposición de animales.
 
Aguirre indicó que en predios donde el descarte es elevado, los ganaderos suelen disminuir la edad de la vaca para preñarla, mientras que en las fincas que esto no sucede se inicia el primer servicio a una edad más adulta. En todo caso, añadió, se debe considerar el manejo animal, la nutrición y más factores para que se decida comenzar su primer servicio.