Pruebas de desempeño en pastoreo mejoran la ganadería nacional

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Marzo 2015
compartir
Pruebas de desempeño en pastoreo
Las inscripciones para este tipo de pruebas se pueden realizar hasta 15 días antes. Foto: Fedegán.
Para participar en este tipo de eventos, que buscan evaluar las características de la ganancia de peso en animales de carne, el ganadero debe tener en cuenta una serie de factores que le indicarán si su hato es o no genéticamente apto para su uso.
 
¿Alguna vez se ha preguntado qué debe hacer para que su hato sea un referente genético a nivel nacional o internacional? Expertos consideran que algunos de los elementos claves para llegar a tal objetivo son la alimentación y el bienestar animal. Sin embargo, aunque son importantes, no son los únicos criterios y de allí la importancia de las pruebas nacionales de desempeño, un espacio en el que se tienen en cuenta todas las variables que les permiten ser considerados como ejemplares de élite.
 
“Son pruebas que se hacen para evaluar cómo es el comportamiento de los individuos (bovinos) en el campo. En ello se tienen en cuenta la expresión genética y ambiental. Para llevarla a cabo, los animales deben estar en la misma igualdad de condiciones, es decir, deben ser de la misma raza, sexo y edad, lo que se conoce como homogéneos, de tal manera que cuando esos animales se reúnan en un espacio se exprese el desempeño genético de cada uno y se pueda determinar cuáles son los mejores”, dijo en diálogo con CONtexto ganadero Juan Pérez, profesional de Investigación del Centro de Investigación de Turipaná, de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica. (Lea: Inicia prueba de comportamiento en pastoreo de toretes Sanmartinero)
 
De acuerdo con el experto, en estos espacios se evalúan la ganancia de peso del animal y las características asociadas a la reproducción, como el desarrollo testicular. Entre mayor sea el diámetro, mejor será la respuesta reproductiva del animal. Asimismo se realizan unas medidas morfométricas lineales como la altura del sacro y el anca, con el fin de saber si cumple con los valores estandarizados.
 
También se le hacen pruebas de la calidad de la carne, a través de un ultrasonido en puntos específicos como el área del ojo del lomo, que es un músculo, allí se mide el nivel de grasa dorsal, estas características están asociadas a la calidad de la canal”, agregó Pérez.
 
Por su parte, Ariel Jiménez, coordinador de Investigación y Desarrollo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, indicó que las pruebas son una herramienta de selección y mejoramiento genético, dado que los toros de entre 16 y 18 meses que entran a participar tienen diferentes tipos de genéticas, son animales que deben pesar entre 286 y 390 para machos y en el caso de las hembras entre 248 y 348 kilogramos aproximadamente y se busca ver su desarrollo. (Lea: Finaliza 5a prueba de comportamiento productivo de Romosinuano)
 
“Los toros en un esquema de pasto, sal y agua, más un plan sanitario y sin la intervención de un promotor de crecimiento, son evaluados en la ganancia de peso en un periodo aproximado de 300 días. En ese tiempo nosotros hacemos 6 pesajes, el de inicio y 5 adicionales para ir mirando el aumento diario de peso que tiene cada animal. Al final de la prueba vamos a obtener a los ganadores, los 5 que tengan mejores índices de ganancia, área de ojo del lomo y fenotipo, son animales cuya genética obtiene la empresa Genes Difussion para comercializarlos a nivel nacional e internacional”, explicó Jiménez.
 
El funcionario de Asocebú comentó que una de las ventajas que tienen los ganaderos de razas comerciales es que pueden mejorar el potencial genético de sus hatos, en otras palabras, los hijos de los toros tendrán las bases para poder ganar más peso, teniendo en cuenta el consumo de pastos, sal y agua.
 
“Nosotros seleccionamos lo mejor de la genética Brahman para que se puedan obtener mejoras en productividad y además porque es la raza que mayor población tiene en Colombia, tanto en la parte comercial como en puro. Según las cifras de la Asociación de los 55 mil animales que se registran al año, el 93 % es de esta especie y por eso se tiene que empezar a mejorar el grueso de la población”, afirmó Jiménez. (Lea: Mejore la genética de su hato bovino con la clasificación lineal)
 
Sobre las pruebas de 2015
 
Este año se llevarán a cabo 3 pruebas, una de hembras y las otras 2 de machos, con el fin de evaluar la parte reproductiva y productiva, en cuanto a la musculatura. La primera se realizará en el Centro de Investigación de Corpoica de Motilonia a mediados de abril y será para hembras.
 
“Otra se llevará a cabo en el Centro de Investigación de Corpoica Turipaná y la otra en La Libertad e inician a mediados de mayo. Quienes quieran participar deben estar agremiados en Asocebú, los animales deben estar registrados y tienen que ser puros. Los ganaderos comerciales pueden participar en los remates que se hacen al final de cada prueba”, puntualizó el coordinador de Investigación y Desarrollo de Asocebú. (Lea: Toros BON de mayor calidad y desempeño)
 
Las inscripciones se pueden realizar hasta 15 días antes de la prueba, pero si usted está interesado, puede escribir a los correos [email protected] o [email protected]