¿Qué residuos de cosecha puede amonificar para ofrecer a su ganado?

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Julio 2021
compartir
Amonificación residuos de cosecha, amonificación, amonificación alimento ganado, Alimentación para el ganado, amoniaco, úrea, Residuos de cosecha, Arroz, sorgo, maíz, frutas, verduras, alimento para el ganado, suplementación para ganado bovino, ganado bovino, ganadería bovina, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Cuando la oferta de forraje para su ganado esté escasa, usted puede agregar urea a diversos residuos o subproductos y convertirlos en una excelente alternativa nutricional para su ganado. Foto: residuosprofesional.com - ecologiahoy.net - cocinadelirante.com

En el Módulo de alimentación bovina “La amonificación de los residuos de cosecha” de Fedegán-FNG, el zootecnista Juan Fernando Cardona Mejía explica qué tipos de subproductos de la agroindustria y residuos de cosecha se pueden amonificar para conservar y ofrecer al ganado en épocas críticas.

 

Según el documento, al aplicar el proceso de amonificación a los residuos de cosecha se eleva la digestibilidad y el consumo, con lo cual se incrementa la ganancia de peso y la producción de leche, además de mantener la condición corporal de los bovinos.

 

Entre los principales productos susceptibles de amonificar se encuentran los pastos de corte, cuando son cosechados después de 45 - 60 días de rebrote ya que pierden su calidad nutricional al sobre madurarse. (Lea: Pasos para realizar la amonificación en época de sequía)

 

Durante la época de lluvia, se produce abundante pasto de corte y los potreros ofrecen abundante oferta forrajera. Por este motivo, el autor resaltó que es la época apropiada para amonificar el exceso de pasto de corte producto de las lluvias y la fertilización.

 

Una segunda alternativa para este proceso es la caña de azúcar integral y su cogollo, debido a que el 53 % de este producto son carbohidratos no fibrosos, es decir, carbohidratos solubles cristalizables como la sacarosa, y azúcares no cristalizables como glucosa y fructuosa.

 

El bagazo de la caña de azúcar, obtenido del prensado por el trapiche en la producción de panela que extrae el 60 % del jugo y deja el 40 % de material fibroso, también constituye otra opción para aplicar el tratamiento con destino para consumo del ganado bovino.

 

El tercer subproducto son las frutas y verduras de desecho o excedentes como piña, mango, guanábana, tomate, repollo, zanahoria, remolacha, pulpas de cítricos o cáscaras de maracuyá, cacao y café. (Lea: Otros residuos de cultivos de fruta para alimentar al ganado)

 

Son fuentes ricas en azúcares y celulosa que pueden ser picadas, amonificadas y almacenadas evitando malos olores originados por su fermentación y descomposición; la contaminación de aguas y la atracción y proliferación de insectos y plagas nocivas para los cultivos.

 

Una cuarta fuente de subproductos agroindustriales son las raíces y tubérculos como la yuca, el ñame, la papa, los de la industrialización del banano y los plátanos verdes con sus tallos o vástagos. (Lea: Conozca cómo influye la amonificación en la conservación de alimentos)

 

Los residuos de cosecha de arroz, sorgo y maíz, que se producen en forma de heno, pueden ser amonificados para mejorar su calidad nutritiva. También están la tuza del maíz, tortas y cascarillas de algodón, soya, girasol, maní, ajonjolí y residuos del proceso de palma africana.

 

Algunos árboles leguminosos forrajeros pierden normalmente sus hojas durante la floración, justamente cuando se presenta la temporada seca, tales como el cachimbo (Erythrina poeppigiana), matarratón (Gliricidia sepium), etc.

 

Por ello, sus hojas y tallos tiernos pueden quedarse en los mismos árboles hasta el final de la época de lluvias, momento en el que pueden ser cosechados, picados, amonificados y conservados, para utilizarlos como suplemento de alta calidad, durante la época seca.

 

 

Efectos de la amonificación

 

Por otra parte, un documento de la antigua Corpoica (ahora Agrosavia) y el ICA explicó que diferentes investigaciones han demostrado que la amonificación con urea de tamos de cereales eleva la digestibilidad de la materia orgánica y aumento en el contenido de nitrógeno.

 

Esto hace que los animales alimentados con tamos amonificados tengan incremento en el consumo voluntario de alimento, mejora en la conversión alimenticia y en la ganancia de peso si se compara con otros animales que no recibieron este tipo de alimentos.