Sacrificadas 19 reses por foco de aftosa en Boyacá

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Octubre 2018
compartir
Colombia, foco de fiebre aftosa en Boyacá, ICA, Sacrificadas de 19 reses por foco de fiebre aftosa en Boyacá, OIE, zona de contención, Procedimiento de sacrificio y eliminación de los animales, Compensación por el sacrificio de los animales, mecanismos de vigilancia sanitaria en todos los departamentos de la zona de contención, Arauca, Boyacá, Cundinamarca, Casanare, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
La fosa debe cumplir con los requerimientos de protección ambiental para evitar la salida de líquidos provenientes de los cadáveres de los animales. Foto: ICA
El ICA realizó el sacrificio sanitario de los 19 animales existentes en la finca donde se presentó el foco, siguiendo los protocolos internacionales de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, para evitar la difusión y avanzar en la erradicación de la enfermedad. 
 
El país ganadero recibió el 1 de octubre la aciaga noticia dada a conocer por el Ministerio de Agricultura de la aparición de un bovino con fiebre aftosa en Sogamoso, Boyacá. Desde esa fecha los ganaderos de diferentes regiones le han manifestado a CONtexto ganadero su preocupación y temor por las consecuencias que un foco de esta terrible enfermedad genera en el patrimonio y en las finanzas de los ganaderos.
 
Faltaba poco menos de un mes para que se levantara la zona de contención que había sido decretada precisamente hace cerca de un año para controlar la enfermedad.
 
Pero también apoyaron al gobierno por su rápida acción, tanto al ICA que estuvo vigilante de la situación e imponiendo los controles requeridos, así como al ministro Valencia quien, para evitar un desbarajuste de los mercados internacionales conseguidos, implanto una estrategia de diplomacia sanitaria.

Procedimiento de sacrificio y eliminación de los animales

 
Inicialmente eran 18 animales, pero una vez presentado el foco, hubo un nacimiento de una ternera la cual también tuvo que ser sacrificada, para evitar poner en riesgo la ganadería boyacense, informó el ICA.
 
El procedimiento, según la entidad responsable de la sanidad en Colombia, contó con el acompañamiento de Corpoboyacá, quienes revisaron que la fosa cumpliera con los requerimientos de protección ambiental en temas relacionados con el tamaño de la fosa, profundidad, amplia distancia con fuentes de agua y reservorios, utilización de geomembrana y geotextil, lo que evita la salida de líquidos provenientes de los cadáveres de los animales, entre otros temas, que garantizan que no haya contaminación del suelo o de las aguas.
 
Así mismo se iniciaron las labores de limpieza en el predio afectado, que estará un mes en vacío sanitario, es decir sin ingreso de nuevos animales.
 
Compensación por el sacrificio de los animales
 
Teniendo en cuenta que el propietario del predio cumplió con todos los requisitos establecidos por el ICA, será compensado con el valor de los animales, de acuerdo con lo establecido en la Resolución ICA 12699 de 2017, que básicamente consiste en que el propietario haya tenido vacunados sus animales contra la fiebre aftosa, lo cual se comprueba con el Registro Único de Vacunación (RUV) del ciclo inmediatamente anterior.
 
Cuando no se cuente con el registro único de vacunación, RUV, del predio donde se encontraban los animales sacrificados, el propietario deberá anexar la Guía Sanitaria de Movilización Interna (GSMI), donde conste la vacunación de los animales durante el ciclo inmediatamente anterior.
 

En el mismo sentido, el ICA tiene activos sus mecanismos de vigilancia sanitaria en todos los departamentos de la zona de contención: Arauca, Boyacá, Cundinamarca, y Casanare, en los que se reforzaron los puestos de control sanitario y desinfección de vehículos.