Siga estos pasos al hacer el balanceo de raciones para su ganado

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Junio 2021
compartir
Balance raciones, balanceo de raciones, ración balanceada, balanceo de raciones ganadería, Ración balanceada ganadería, importancia de balancear las raciones, criterios para una buena ración, pasos balanceo raciones, ganado bovino, ganadería bovina, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Para balancear una ración, es importante saber los factores que afectan la cantidad de nutrientes requerida por la vaca, como el peso corporal, la producción de leche, el número de lactancias, por citar algunos. Foto: perulactea.com

Una ración balanceada consiste en preparar comida suficientemente nutritiva que cumpla con los requerimientos de proteínas, energías y otros nutrientes. En este artículo hemos consignado un ejemplo de cómo se realiza el procedimiento para ofrecer la formulación adecuada.

 

Cuando una ración no está balanceada, hay un exceso o una deficiencia de algunos nutrientes en la ración. Algunos desequilibrios o desbalances tienen consecuencias drásticas y si no se corrigen, pueden llevar rápidamente a la muerte del animal.

 

En cambio, un equilibrio en los nutrientes mantiene al ganado sano, permite la gestación de animales más fuertes y logra obtener mejor producción de carne y leche. (Lea: Productores aprenderán a elaborar alimentos balanceados para ganado)

 

Como explica el portal de la Unión Ganadera Regional de Jalisco, antes de balancear una ración, se debe considerar la cantidad de alimento disponible, la composición de los alimentos, los requisitos nutricionales de los animales y el método para ofrecer la ración.

 

Las raciones para animales lecheros se pueden balancear, calculando la cantidad de mezcla de concentrados que se necesita para llenar los requisitos de energía, proteína, calcio y fósforo, y que no se encuentran en el forraje.

 

La cantidad de forrajes en la ración debe ser la más alta posible porque típicamente el forraje producido en la misma finca es el alimento más barato de la ración. (Lea: Informe: Así es la ración de alimento ideal para el ganado)

 

A continuación se demuestra un ejemplo de cómo balancear una ración. Este ejemplo no es de ninguna manera la única manera de balancear una ración, pero demuestra la lógica de balancear la ración utilizando los siguientes pasos:

 

Paso 1: Determinar los requisitos de la vaca.

Paso 2: Determinar la ingestión de forraje y otros alimentos ofrecidos en cantidades fijas.

Paso 3: Determinar la ingestión de nutrientes en los forrajes y otros alimentos ofrecidos en cantidades fijas.

Paso 4: Determinar la cantidad de nutrientes requerida en la mezcla de concentrados.

Paso 5: Determinar la cantidad de mezcla de concentrado necesario.

Paso 6: Determinar los porcentajes de proteína, calcio y fósforo requeridos en la mezcla de concentrados.

Paso 7: Determinar el porcentaje de proteína suplemental en la materia seca de la mezcla de concentrados para balancear la proteína.

Paso 8: Determinar el porcentaje de minerales en la materia seca de la mezcla de concentrados para balancear el calcio y el fósforo.

Paso 9: Convertir la ración de una base de materia seca a una base de alimento fresco.

Paso 10: Revisar las cantidades de materia seca total para ver si la cantidad es aceptable a la vaca y para determinar la cantidad de agua requerida.

 

“Los forrajes producidos en la misma finca son típicamente los alimentos más baratos disponibles para formular una ración balanceada”, resaltó la publicación. (Lea: Agrosavia crea programa de balanceo de raciones para animales

 

Cabe recordar que si bien no es posible balancear una ración para cada vaca individual en el hato, tampoco es recomendable balancear solo una ración para todas las vacas en el hato.

 

Por ello, las raciones se deben balancear para cada grupo de vacas con base en su producción para evitar la subestimación de las necesidades de las vacas más productoras y sobrealimentación de las vacas de baja producción.