Uso de residuos bovinos ayuda a mitigar el daño ambiental

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Febrero 2015
compartir
Biodigestores bovinos
Desde la empresa Friogán S.A. se estudia la posibilidad de generar energía con residuos ganaderos. Foto: CONtexto ganadero.
Las plantas de beneficio en Kenia usan los residuos de animales para producir biogás. En Colombia, mediante biodigestores, sectores como el porcícola, el palmero y el ganadero también se suman a esta iniciativa.
 
En Kenia, el Banco Mundial, a través del Centro de Innovación para el Clima y el Instituto Nacional de Desarrollo de ese país, apoya un proyecto que busca usar la sangre y los residuos animales de las plantas de beneficio, con el fin de producir biogás y reducir el uso de combustibles fósiles.
 
La iniciativa comenzó en 2008 cuando la empresa Keekonyokie instaló 2 digestores para producir biogás a partir de los residuos de dichos lugares, en donde diariamente se benefician 100 vacas de las tribus Masái. Los anterior demostró que la obtención de energía era mayor de la que se esperaba, razón por la cual decidieron compartirla con hoteles y fábricas.
 
En países como Brasil, Argentina, Venezuela, Nicaragua y El Salvador, este tipo de iniciativas se desarrollan para producir energía. Colombia no es la excepción.
 
En regiones como el Llano, la empresa Unipalma S.A., con el apoyo de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma, Fedepalma, estableció el Mecanismo de Desarrollo Limpio, MDL, el cual busca sustituir el combustible fósil, evitar la emisión de metano, el desperdicio de desechos y producir su propio biogás como combustible para la generación de energía eléctrica y térmica. De esta forma la empresa procesa el fruto de la palma de aceite sin necesidad de usar Acpm. (Lea: Unipalma impulsa el MDL que le ahorrará $800 millones al año)
 
Según la empresa palmera, en la actualidad se mitigan cerca de 770 metros cúbicos de gas metano por hora, es decir que la empresa no está conectada a la red eléctrica. El sistema está compuesto por 2 biodigestores y 2 lagunas facultativas que se encargan de terminar de digerir la carga orgánica y así la empresa cumple con los lineamientos que exige la Corporación Autónoma Regional, Cormacarena.
 
Por su parte, el sector porcino desde 2013 le apuesta al establecimiento de biodigestores en las granjas, con el fin de disminuir la carga contaminante ocasionada por los desechos de los cerdos. Además, mejora la capacidad de riego de fertilizantes y elimina malos olores.
 
De acuerdo con Andrea López, jefe del Área Ambiental de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores – FNP, con la implementación de estos biodigestores los productores tendrán una reducción en los costos de la luz, se producirá gas para darle uso en la cocción de alimentos, entre otros.
 
En este momento tenemos 8 convenios vigentes con las CAR en Antioquia, Eje Cafetero, Valle y Cundinamarca” dijo López. (Lea: Biodigestores porcinos, un aporte al mejoramiento del medio ambiente)
 
El gerente de Operaciones de los Frigoríficos Ganaderos de Colombia, Friogán, SA, Daniel Hernández Forero, dijo en diálogo con CONtexto ganadero que si bien en esta empresa aún no se establecen biodigestores para la producción de biogás, los restos de sangre se comercializan de manera líquida para usos industriales y los residuos animales en la fabricación de compostaje.
 
“Al realizar estas actividades de recolección y separación de los residuos, se previenen impactos ambientales. Además, ya se realizaron estudios de cogeneración con residuos ruminales, cebo y otras sustancias y se tiene una propuesta comercial. Esperamos que durante el mes de febrero se realice la exposición final del proyecto para determinar su viabilidad y factibilidad”, puntualizó Hernández Forero. (Lea: Usan excrementos de cerdos y vacas para generar electricidad)