¿Cómo prevenir que su ganado muera por un rayo?

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Enero 2014
compartir
muerte de ganado por rayos
El negocio ganadero se puede ver seriamente perjudicado por la pérdida de reses que mueren por un rayo. Foto: CONtexto Ganadero.
Las descargas eléctricas o rayos se registran en todo el mundo como un evento natural. Sin embargo, los daños que ocasionan son irreparables en la mayoría de los casos.
 
Las zonas rurales suelen ser blanco fácil de las descargas eléctricas y es allí donde vive el ganado bovino que se expone a morir o quedar con lesiones graves.
 
En días pasados, productores de Argentina dieron a conocer que un rayo mató a 6 vacas. Un caso más grave se registró hace varios años en Nueva Gales Sur de Australia por la muerte instantánea de 68 reses que recibieron una descarga eléctrica.
 
Colombia no se queda atrás y se perfila como uno de los países en el mundo donde más se presentan tormentas y una actividad eléctrica atmosférica alta, según reveló la NASA. (Lea: Ganaderos del país se capacitan en selección de forrajes y salud animal)
 
A raíz de las características meteorológicas de Colombia, Camilo Younes Velosa, decano de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura la Universidad Nacional en Manizales, anunció en una conferencia que Antioquia y el Magdalena Medio son las regiones con más incidencia de caída de rayos, lo que ocasiona grandes pérdidas económicas.
 
Pero, ¿cuántos rayos caen en Colombia al año? Younes Velosa aseguró que “en el corredor de rayos de la Florida (una de las zonas de Estados Unidos donde se presenta con mayor frecuencia), la densidad es de 16 rayos/km2 al año; mientras que en nuestro país hay sitios en donde es de 60 a 80”.
 
Ante el desalentador panorama que se registra en Colombia por la constante caída de rayos, Juan David Morales, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en el Valle del Cauca, señaló que los productores consultan a la entidad en repetidas ocasiones por la muerte de reses que sufrieron quemaduras por un rayo.
 
Afirmó que llegado el caso el animal no muera, se recomienda a los ganaderos hidratar el ejemplar para recuperar fluidos y curar con cremas las lesiones por quemaduras. (Lea: Ganadero, erradique plantas tóxicas que matan o enferman reses)
 
Si la situación es más lamentable, acudir a un médico veterinario que recete analgésicos y antibióticos, pues los rayos provocan hemorragias internas en los vacunos.
 
Al igual, señaló que como medida de prevención visitan fincas en invierno para guiar a los productores en el buen manejo de su hatos.
 
Carolina Vásquez, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal de Fedegán en Antioquia, dijo que los ganaderos pueden acudir a médicos veterinarios que confirmen el estado de las reses que lograron sobrevivir, ya sea por tener quemaduras de primer, segundo o tercer grado.
 
Si no es viable la recuperación del vacuno, señaló Vásquez, se debe tomar la decisión de sacrificarlo. (Lea: La biotecnología abre el debate entre productividad y salud humana)
 
Qué no le caiga un rayo
 
La profesional de Salud Animal de Fedegán recomendó a los ganaderos no tener potreros abiertos en su totalidad, contar con pararrayos, vigilar el estado de las cercas eléctricas que son conductoras de energía y mantener árboles que ayuden a resguardar a los animales.
 
De esta forma, los productores evitarán que las reses sean presa fácil de rayos y su negocio se vea afectado económicamente, debido a que un vacuno que sobrevive a una descarga eléctrica reduce su producción de leche y la calidad de la carne, y en el peor de los casos, su muerte representa un daño irremediable para el ganadero.