Demanda de lácteos por parte de China caerá en 2022

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Mayo 2022
compartir
Demanda de lácteos por parte de China
La demanda de lácteos por parte de China disminuiría en 2022 por altas existencias y por el confinamiento por la Covid. Foto: nutricienta.com - countryflags.com

La demanda de productos lácteos de China juega un papel fundamental en el establecimiento de la dirección de los precios en los mercados lácteos mundiales.

 

En 2013 y 2014 compraron por encima de las expectativas, lo que contribuyó al colapso de los precios mundiales de los lácteos cuando la demanda de importación se desplomó en 2015, según una nota del portal del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA).

 

Así mismo, señala que históricamente ha habido una fuerte relación entre el crecimiento económico de China (medido por el PIB per cápita) y su nivel de importaciones de productos lácteos. Tanto es así que la comparación de las dos tendencias puede dar una indicación de si los volúmenes de importación están en línea con la demanda, o contribuyen a la acumulación de existencias y presentan un riesgo de que la demanda de importación disminuya.

 

Aunque se considera que el aumento de los costos de los insumos y la escasez de suministros son los principales factores que impulsan los altos precios de los lácteos desde el verano de 2021, la demanda también ha sido importante y fue lo que respaldó el mercado durante 2020 y 2021, y las importaciones de China desempeñaron un papel central en esto. (Lea: Más de USD 182,3 millones se gastaron en 2021 para importar 60 737 toneladas de lácteos)

 

En 2020, la pandemia frenó el crecimiento del PIB de China, pero no pareció frenar la demanda de importaciones. Los envíos contratados, además de la acumulación de existencias de seguridad para hacer frente a los retrasos logísticos, parecen haber mantenido las importaciones en línea con el aumento de los ingresos.

 

En 2021, el crecimiento del PIB de China se recuperó a pesar de los efectos persistentes de la pandemia. En cuanto a las importaciones, aumentaron 23 % interanual, superando con creces las expectativas.

 

Según el crecimiento económico previsto de China del 4,4 % para 2022, se esperaba que los volúmenes de importación aumentaran alrededor del 6,5 % este año. Sin embargo, esto no explica el nivel de importaciones superior al esperado en 2021. La acumulación de existencias de seguridad explica algunos de estos volúmenes de importación adicionales.

 

En el primer trimestre de 2022 se ha visto una caída en las importaciones de productos lácteos por parte de China del 12 %. Las compras de polvos y concentrados aún aumentaron en el período, al igual que los volúmenes de manteca, mientras que todas las demás categorías de productos registraron volúmenes más bajos año tras año. Para las leches en polvo, este es un período particularmente importante, ya que China generalmente realiza sus mayores compras a principios de año, cuando puede aprovechar las tarifas arancelarias bajas.

 

En el futuro, es posible que se observe una caída en la demanda si China ahora se considera suficientemente abastecida, particularmente debido a una menor compra de los consumidores, ya que partes de China se enfrentan nuevamente a confinamientos por la Covid. (Lea: Colombia ha importado leche en polvo a pesar de que el precio ha subido más de 40 %)

 

Aunque hay un retraso en los datos comerciales, se ha visto señales de reducción de la demanda en la caída de los precios en las subastas GDT. Además, según Rabobank, "los precios del mercado local de LPE (leche entera en polvo) importados también se han debilitado recientemente debido a la gran cantidad de existencias y la demanda incierta". Como resultado, Rabobank espera que el apetito de China por las importaciones disminuya en la segunda mitad de 2022.

 

Todo esto lleva a considerar que hay algunas señales de que podría producirse una reducción en las importaciones de China, ya sea debido a la abundancia de suministros o a una menor demanda. De concretarse, esto ejercería una presión a la baja sobre los mercados y limitaría nuevos movimientos alcistas en los precios de los productos lácteos.

 

Sin embargo, con los altos costos de los insumos manteniendo ajustadas las expectativas globales de leche, esto ayudará a contrarrestar parte de esa presión a la baja, concluye el análisis del OCLA.