‘Flushing’ en monta y parto, receta mágica en la fertilidad de ovinos

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Octubre 2013
compartir
fertilidad en ovenas Colombia
Cuidados en la monta y el parto de ovejas, un negocio rentable. Foto: CONtexto Ganadero.
En el Estado de México se realizó un estudio con 76 ovejas Dorper para conocer su grado de fertilidad luego de recibir una dosis de progesterona.
 
Las hembras de dividieron en 2 grupos. En uno se aplicó un dispositivo interno de liberación controlada con 0,3 gramos de progesterona natural, el cual permaneció en ellas 5 días.
 
En el segundo grupo se aplicó la misma cantidad con la diferencia de que se dejó el dispositivo 12 días. (Lea: Razas ovinas contarán con centros especializados en regiones del país)
 
Como conclusión del experimento, se aseguró que con la aplicación de progesterona durante 5 días, se obtiene una sincronización de periodo de celo tan efectiva como aquella observada al emplear un esquema de 12 días, pero con una fertilidad superior.
 
El resultado permitirá a los productores de ovinos de México tener en cuenta la cantidad de progesterona a utilizar con más posibilidades de conseguir preñez en sus animales.
 
La inseminación en Ovinos en la industria nacional
 
En Colombia no se ha avanzado en el tema científico de inseminación artificial de ovinos como ha sucedido con la ganadería vacuna. En el país, los métodos para lograr que las ovejas queden en estado de embarazo están ligados a procesos más naturales y fundamentados en la herramienta del ‘flushing’ en el periodo de monta y parto de las crías.
 
Así lo corroboró Camilo Barrios, director del área técnica de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Colombia, Asoovinos: “el acondicionamiento o flushing’ en el periodo de monta y parto es esencial para tener mejores índices de fertilidad”. (Lea: Aumenta comercialización de ovinos y caprinos en Colombia)
 
En el sector ovino colombiano, el ‘flushing’ se emplea cuando el productor quiere que sus ovejas se reproduzcan y tengan crías de alto rendimiento.
 
Para eso, 20 días antes del periodo de monta se vigila que el animal reciba un alimento de calidad enriquecido en energía y proteína.
 
Mejores pastos y concentrados son la opción número uno que escogerá el ganadero que tenga en la mente la rentabilidad para su negocio. Además dará el mismo suplemento de alimento 20 días después de preñada la hembra.
 
“En la monta se busca que con alimento de calidad se aumente la taza de ovulación para garantizar la fertilidad”, anotó el director técnico de Asoovinos.
 
El control del periodo de gestación que dura 5 meses es de sumo cuidado para evitar posibles abortos. Es así como 2 meses antes del parto, se vuelve a dar más alimento al animal puesto que el feto crece 80% durante ese tiempo.
 
Los últimos meses también son importantes para que la cría gane el peso ideal”, señaló Barrios, para quien el periodo de fertilidad no tiene fundamento si no se controla la gestación y el parto a fin de tener ovinos que puedan dar buenos rendimientos.
 
En ganado ovino autóctono tiene más posibilidades de entrar en periodos de gestación, mientras que las hembras de tipo europeo quedan preñadas una sola vez al año.  Las ovejas pueden tener 1, 2 o más crías vivas. (Lea: La ganadería ovina vive su mejor momento en Colombia)
 
¿Para qué tantos animales?
 
Los ganaderos en todo el mundo buscan que sus animales sean altamente fértiles para garantizar la producción y la comercialización del producto, ya sea en carne o leche. Por eso, proyectan la rentabilidad de sus negocios con el número de ejemplares que puedan tener en sus fincas para sacar más provecho.
 
Las ovejas son más valoradas en Colombia como vientre que como carne y eso se refleja en la disminución del sacrificio que se ha vivido en lo que va de 2013. Según Barrios, porque la tendencia actual es mejorar la reproducción.