La carne de laboratorio llegará a los restaurantes en EE.UU.

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Enero 2023
compartir
carne de laboratorio
La empresa Believer Meats es una de las compañías más importantes en el sector de la carne de laboratorio. Foto: Libre Mercado

Mediante la contratación de chefs reconocidos internacionalmente, empresas productoras de carne de laboratorio le apuntan a abrir el mercado mediante el paladar de los comensales.

 

La carne cultivada en laboratorio está más cerca de las mesas estadounidenses. Algunas compañías productoras de carne de laboratorio hicieron inversiones para empezar a abrir mercados de este producto. A través de algunos de los chefs más reconocidos internacionalmente como el español José Andrés y el argentino Francis Mallmann fueron contratados para exhibir en sus restaurantes estos productos. El objetivo es arrancar por los restaurantes para después llegar a su destino final: las estanterías de los supermercados.

 

 

EEUU tendrá la fabrica de carne de laboratorio más grande del mundo

 

Una de las empresas que está abriendo mercados es Believer Mets, compañía de origen israelí que acaba de abrir una sede en el estado de Carolina del Norte, y será la mayor fábrica de carne de cultivo del mundo. Sus promotores, aseguran que cuando esté a pleno rendimiento podrá producir al menos 10 millones de kilos de carne al año. (Ver: Conozca la fábrica que produce carne cultivada en laboratorio )

 

En comparación con la fábrica que tiene la empresa en Israel, estas instalaciones podrán producir 55 veces más carne, que la fábrica en Israel. Believer Mets ha invertido 123,35 millones de dólares en estas instalaciones que, según la compañía, tendrán unos 18.500 metros cuadrado. Believer dice tener un proceso de fabricación que reduce significativamente costo de producción, uno de los talones de aquiles de esta tecnología. La compañía asegura que ha conseguido reducir el precio de la producción de sus pechugas de pollo (de 450 gramos) de 15 euros a sólo 6,8.

 

Believer Meats (antes Future Meats) es una de las compañías más punteras en este sector y puso en marcha la primera planta de producción de carne de cultivo del mundo en la ciudad de Rehovot, en Israel. Esta fábrica tiene capacidad para producir 500 kilogramos de carne cultivada al día, el equivalente a unas 5.000 hamburguesas, o unos 200.000 kilos al año.

 

Este tipo de carne aún debe superar importantes obstáculos. El más importante, ganar la confianza de los consumidores para que se atrevan a probar filetes de carne, ternera o de pollo cultivados en un laboratorio y a precios que por ahora son muy caros.

 

Hasta ahora, sólo Singapur ha aprobado la carne de laboratorio para la venta minorista.

 

 

Retos de la ganadería

 

Frente a la apertura de mercados y la producción masiva de la carne, la ganadería enfrenta retos para demostrar demostrar y convencer al consumidor –que es quien tiene la última palabra– de las bondades de su producto. Algunas de las ventajas a favor de la producción ganadera es que la ganadería ofrece un producto natural, cercano, sostenible e integrado en la economía circular, respetuoso con el medio ambiente y con el bienestar animal.