Las 7 prácticas que harían desaparecer la ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Mayo 2014
compartir
peligros para la ganadería
La minería ilegal es una de las prácticas que pone en peligro el futuro de la ganadería vacuna. Foto: CONtexto Ganadero.
Durante mucho tiempo han responsabilizado a la ganadería de gran parte de los daños ambientales que se dan en el mundo. Pocos saben, sin embargo, que la actividad pecuaria podría desaparecer por cualquiera de estas 7 razones.
 
La explotación minera, petrolera, los incendios forestales, el invierno, el verano, las excavaciones y las construcciones desestabilizan el ecosistema al reducirse pastos, bosques y ríos de los que se provee todo ser vivo, entre esos el ganado vacuno.
 
En la región de Nuevo Laredo, en México, los ganaderos han anunciado con desazón que si no se reglamenta la práctica de explotación de gas, los productores se tendrán que dedicar a otro oficio.
 
Felipe Fernández, presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo, señaló a un medio de la región que la alerta se ha anunciado para prevenir que la empresa Pemex y demás compañías extranjeras continúen con la explotación de yacimientos mediante la práctica 'fracking' que consiste en fracturar rocas al emplear 30 millones de litros de agua que se inyectan en el suelo.
 
“Hace poco más de 15 o 20 años, Pemex venía, nos amenazaba con quitarnos nuestros ranchos y se metía a explotar el gas (…) Sabemos que vienen a contaminar”, dijo Fernández. (Lea: Con siembra de árboles, Fedegán aumentará productividad ganadera)
 
La explotación provoca la liberación de mercurio y metano al medio ambiente, y grietas en la tierra. Cada uno de esos químicos llega a fuentes hídricas que son utilizadas por la ganadería y los seres humanos.
 
A la explotación minera se unen otras prácticas que ponen en riesgo la ganadería.  Óscar Leonardo Jiménez, profesional de gestión productiva y salud animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, explicó que la quema de árboles y bosques para colonizar nuevas áreas atenta contra el sector y genera un impacto negativo en el medio ambiente.
 
“Se ha dicho que la ganadería afecta al medio ambiente pero se ha empezado a regular y controlar la explotación y a veces culpan al ganadero y son otras prácticas las que alteran la fauna y flora”, aseveró Jiménez.
 
La minería de gas, oro, carbón sin regulación, por mencionar algunas, genera material de arrastre que cae a ríos en los cuales los animales se hidratan sin que se conozca qué residuos se hallan en el líquido que pudieran afectar la salud de los vacunos, y con eso, la producción de carne y leche.
 
Explicó también el profesional de Fedegán que el mercurio que se encuentra en el agua al ser consumida puede ocasionar cáncer.
 
La explotación petrolera, aunque no genera contaminantes directos en el agua, “es usada en distintos procesos y luego la botan al medio ambiente y se generan daños por estar a temperaturas altas que destruyen ecosistemas”, mencionó el profesional.
 
Las construcciones en el campo sin planeación acaban con bosques, árboles y pasturas. Y sin superficie vegetal ningún ser vivo sobrevive. 
 
Además, para la ejecución de construcciones en varias ocasiones se desvían ríos de los que se proveen seres vivos. De igual forma, sin agua los ganaderos no pueden mantener a los rumiantes.
 
Las excavaciones, prácticas comunes en explotaciones de todo tipo, reducen el ecosistema y alteran la estabilidad del suelo que se puede volver inerte.
 
La ganadería tiene un séptima amenaza: las lluvias y la sequía. Ambos fenómenos naturales son efectos del mal trato dado a la Tierra. 
 
Héctor Anzola Vásquez, coordinador de Investigación y Desarrollo de Fedegán manifestó que “por baja ingesta de materia seca y estrés calórico e hídrico se produce disminución en los índices de producción animal”. (Lea: Ganadero, siga las recomendaciones de Fedegán para afrontar el verano)
 
En invierno la situación cambia. Los animales se pueden ahogar en crecientes o enfermar al consumir agua contaminada. 
 
Esperanza Polanía, coordinadora de seguimiento epidemiológico de Fedegán-FNG, afirmó que los productores conocen sobre las Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, gracias al trabajo realizado por la Federación en todo el territorio nacional, que promueve el bienestar animal sin dañar el ecosistema.
 
Otra parte de los conocimientos compartidos con los productores se integran en el programa Ganadería Colombia Sostenible, el cual vincula a más de 2.500 fincas ganaderas que creen en el cuidado al medio ambiente y el fortalecimiento de su negocio mediante la siembra de árboles y forrajes para afrontar los desaciertos ambientales y los ocasiones por el ser humano. 
 
La causa del calentamiento global se debe a la industria y hay poca reglamentación para proteger al ganado que depende de forrajes para vivir. El tema de invierno y verano se puede manejar más como lo hacen en países con estaciones, al almacenar forrajes para la época de sequía. Lo demás depende de la reglamentación”, manifestó el médico veterinario de Fedegán.