Ganadero, siga recomendaciones de Fedegán para afrontar el verano

Por: 
CONtexto Ganadero
03 de Febrero 2014
compartir
verano Colombia
El IDEAM pronostica que la sequía se extenderá hasta junio de 2014 en varias regiones colombianas. Foto: CONtexto Ganadero.
La sequía se mantendrá en diferentes regiones de Colombia hasta junio de 2014 y el sector ganadero seguirá siendo uno de los más afectados con la carencia o ausencia de agua lluvia.
 
Y si en enero no llovió, en el segundo mes del año menos. “Históricamente febrero hace parte de la primera temporada seca del año, con cantidades de precipitación nula o muy baja, en la mayor parte de la región”, según lo dio conocer el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, IDEAM.
En este mes de febrero las lluvias escasearán principalmente en la alta Guajira, en el noreste de la Sierra Nevada de Santa Marta y cuenca del Cesar; en el Litoral Central, en el bajo Magdalena, en la cuenca de los ríos Sinú y San Jorge y en el bajo Nechí. Igualmente, en el área de Urabá y en el archipiélago de San Andrés y Providencia.
 
Pero ojo, el IDEAM en su informe más actual indicó que se mantiene la probabilidad de "ocurrencia de deslizamientos de tierra, especialmente en áreas inestables de ladera y en las cuencas de alta pendiente del centro y norte de la región Pacífica, y en la región Andina, especialmente en áreas inestables del Eje Cafetero, Antioquia, Tolima, Santander, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca, Valle del Cauca, Cauca y Nariño”.
 
Por eso, recomendó al sector agropecuario planificar el uso del agua en esta temporada, puesto que "estacionalmente el primer trimestre del año se caracteriza por bajos volúmenes de precipitación y menos días lluviosos”.
 
Además manifestó que se debe considerar la posible presencia de heladas en el altiplano cundiboyacense, por lo que se sugiere tomar medidas de prevención ante los fenómenos hidrometeorológicos.
 
Siga recomendaciones
 
Héctor Anzola Vásquez, coordinador de Investigación y Desarrollo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, manifestó que el verano impacta el negocio ganadero.
 
“Por baja ingesta de materia seca y estrés calórico e hídrico se produce disminución en los índices de producción animal”, anotó.
 
De esta forma, la producción de leche se puede ver comprometida con una disminución del 40 %, mientras que la producción de carne, la fertilidad y natalidad puede caer un 50 %.
 
Para que esas cifras no toquen las puertas de las fincas de los ganaderos colombianos, el productor debe considerar que el impacto económico se puede dar a corto, mediano o largo plazo.  Para evitar consecuencias catastróficas, lo mejor es seguir las recomendaciones de Fedegán.
 
A corto plazo, señaló Anzola, es útil elevar la ingesta de agua y materia  seca, construir cobertizos, hacer perforación de pozos para agua. Utilizar bloques multinutricionales, podar árboles forrajeros y asegurar el suministro de agua a los animales en fase productiva, establecer planes de suplementación nutricional y disminuir la carga animal.
 
No se puede olvidar la redistribución de animales en potreros y hacer secado anticipado de las vacas de baja producción.  (Lea: Disminuye en un 50% la producción de leche en Cesar por verano)
 
A mediano plazo, señaló Anzola, se debe considerar también la siembra de pastos de corte y el uso de mezcla de melaza. Es necesario suministrar henos y ensilajes, hacer rotación estratégica de potreros y abolir el pastoreo continuo en laderas.
 
El control selectivo de malezas y la siembra escalonada de maíz, tampoco se pueden dejar de lado.
 
A largo plazo, se recomienda a los ganaderos colombianos “implementar sistemas silvopastoriles, la protección y reforestación de cuencas y concientizar a los ganaderos de los efectos negativos que se presenta a causa de los incendios”, apuntó.