Las causas que están acabando con los productores lecheros en Wisconsin

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Mayo 2019
compartir
Productores lecheros de Wisconsin, ganaderos Wisconsin, lechería Wisconsin, consecuencias de las tarifas de Trump en economía de Estados Unidos, producción de leche Estados Unidos, ganadería leche Estados Unidos, cifras de la producción láctea en Estados Unidos, USA, eeuu, Cifras de la ganadería bovina de Estados Unidos, CONtexto ganadero, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia
Los productores de leche de Wisconsin temen por su futuro ante la caída de los precios. Foto: wisconsinwath.org

Un artículo del New York Times revela el drama que están viviendo los ganaderos del segundo estado productor de lácteos más grande de Estados Unidos, muchos de los cuales han tenido que dejar el negocio de la leche para dedicarse a la carne o a la agricultura.

 

A pesar de ser conocida como la tierra lechera de EE.UU., los productores de Wisconsin están desapareciendo debido a una serie de dificultades, que incluyen al presidente Donald Trump y su guerra comercial. (Blog: Productores lecheros de EE.UU. se ahogan en leche que nadie compra)

 

Según la publicación norteamericana, el número de hatos lecheros en Wisconsin está por debajo de 8.000, menos de la mitad de los que había hace 15 años. Por su parte, la Federación de Oficinas Agrícolas de Estados Unidos señaló que 49 granjas se declararon en quiebra en 2018, la cifra más alta de cualquier estado.

 

De otra parte, en los últimos 2 años cerca de 1.200 granjas han dejado de producir leche, y solamente en lo corrido de 2019 otras 212 han desaparecido, cambiando su negocio por la producción de carne o vegetales.

 

Es el caso de Denise y Tom Murray, que el pasado mes debido a la caída de los precios de la leche y a las deudas, vendieron su última vaca lechera, e incluso tomaban fotos mientras el animal era subido al camión. (Lea: Revise las cifras de la producción láctea de Estados Unidos)

 

Es terriblemente difícil verlas irse por última vez. Es aterrador porque no sabes cómo será tu próximo salario”, aseguró la señora Murray de 53 años. A pesar de que reciben una compensación del gobierno de alrededor de $400 dólares, manifestaron que no es suficiente.

 

Este beneficio hace parte de un programa de ayuda a los granjeros de la administración Trump para mitigar los efectos de los aranceles impuestos por México, Canadá, Europa y China en lácteos de Estados Unidos, como retaliación por las tarifas que impuso el gobierno norteamericano a aluminio y acero importados.

 

A esto se suma la caída en el precio de la leche durante los últimos 5 años, al pasar de USD 26 por 100 libras en 2014 a menos de USD 16,8, atribuido al declive en el consumo y a procesos de producción más eficientes. (Lea: Así es la ganadería bovina de Estados Unidos)

 

El artículo también se refiere a las decisiones del anterior gobernador de Wisconsin (del Partido Republicano, así como Trump), que impulsó un programa para elevar la producción de leche, que si bien logró la meta ocasionó una sobreoferta que lesionó el negocio.

 

Frente a esta crisis, los ganaderos están a la espera de que el cambio a una producción de carne genere más rentabilidad, pues como lo dijo la señora Murray: “Uno ama la tierra, ama ver las cosas crecer. Cuando es algo que naces haciendo, es muy difícil decir que no lo vas a hacer nunca más”.