Mal uso de plaguicidas en pastos genera efectos negativos en ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Marzo 2016
compartir
plaguicidas en pastos y carne
La presencia de estos químicos en la carne ocasiona rechazo en la compra del alimento en muchos países. Foto: carnemexicana.wordpress.com / dietaintolerancias.blogspot.com.
La presencia de residuos de plaguicidas encontrados en cortes de carne de res exportados de Uruguay a Estados Unidos le costó caro al país suramericano.
 
De acuerdo con relevaciones del medio El Observador, en noviembre de 2015 el Food Safety Inspection Service, FSIS, de Estados Unidos, había advertido a Uruguay de contenedores con carne de res contaminada con el plaguicida Etión.
 
El desacierto se volvió a registrar en enero y febrero pasados cuando EE.UU. rechazó de nuevo el ingreso de 3 contenedores que contenían residuos del producto químico. (Lea: Plaguicidas y fertilizantes, los de más peso en canasta de costos)
 
“El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, MGAP, suspendió preventivamente al Frigorífico PUL como exportador a EE.UU.”, mencionó el medio de comunicación en la web.
 
La presencia de plaguicidas en algunos cortes de carne que llegaron al mercado nortamericano se debió la manejo incorrecto que se dio a los novillos en finca.
 
Según dijo al Observador Roque Almedia, delegado de Cooperativas Agrarias Federadas, CAF, ante la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal, Conahsa, “es importante que en cada predio se elabore una planilla de control sanitario que registre el uso específico de productos veterinarios, lo que le permita luego al profesional certificar que el ganado está en condiciones de ser embarcado".
 
En Colombia se pueden vivir casos similares al ocurrido en Uruguay, tanto en la carne que se queda para el consumo nacional como aquella de tipo exportación. Ignacio Amador Gómez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocárnicas, aseguró que los países importadores de la proteína exigen establecer un control de residuos y patógenos a quienes compran el producto y en esa lista está Estados Unidos, que además exige el cumplimiento de dicho requisito a Colombia.
 
“El riesgo por consumo de pastos con pesticidas en el ganado es que pasan al tejido muscular, es decir a la carne. Estados Unidos exige que no haya hormonas, ni antibióticos o pesticidas para evitar que se contamine la carne y sea un riesgo para los humanos”, afirmó el experto en carne de Colombia. (Lea: Los suelos están en peligro, pero la degradació puede revertirse)
 
Por eso fue enfático al recalcar que es responsabilidad de las ganaderías de carne el que haya o no presencia de cualquier tipo de residuo de plaguicida en la proteína roja.
 
“El productor es el responsable si viene de finca el problema de pesticidas en la carne. Así como se pide un tiempo de retiro normal de medicamentos, se recomienda hacerlo con fumigaciones. Lo ideal es no poner a pastar el ganado en praderas con pesticidas y esperar a que el producto sea absorbido por la planta, pero muchas veces no se tiene el cuidado que merece”, reiteró.
Jorge Eliécer Pérez Buelvas, médico veterinario-zootecnista y profesional en salud animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, informó que cuando se hacen fumigaciones con plaguicidas en pastos se deja un periodo de carencia que corresponde a un tiempo de gracia en el que el hato no ingresa a pastar en los forrajes intervenidos con el producto.
 
Habla Pérez Buelvas sobre el tema
 
Pese a que esta medida se debería aplicar en todos los hatos de carne en Colombia, Pérez Buelvas indicó que se ven casos de ganaderos que mientras vierten productos que matan plagas en pastos conservan a los animales en el potrero sin prevenir los efectos del químico en la salud del animal y en la producción de leche y carne. (Lea: Cambios en elección de 6 plantas que exportarán carne a EE.UU.)
 
Aunque se necesitaría una dosis excesiva de pesticidas para que el ganado enferme por el consumo de forrajes con la presencia de ellos, no han sido tenido en cuenta los daños a largo plazo, por lo que el zootecnista recalcó que es necesario evitar que la carne y leche se contaminen con los productos por los efectos que causan en la salud humana.
 
“Los herbicidas salen en la carne cuando se sacrifica el animal que comió pastos con estos químicos. Eso hace daño en el organismo de las personas, como se ha comprobado”, subrayó Pérez Buelvas, que recomendó a los ganaderos recibir una asesoría profesional sobre la manipulación de plaguicidas en pastos.
 
Según el producto elegido, se debe reconocer el tiempo de espera de absorción en las pasturas antes de ingresar los novillos a consumirlas.