Nicaragua reduce uso de desparasitantes en la carne

Por: 
Carnetec - CONtexto Ganadero
16 de Abril 2013
compartir
Carne vacuna en Nicaragua
Algunos desparasitantes son altamente tóxicos. Foto: Carnetec
El Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor) de Nicaragua ordenó suspender por un año el uso de la Ivermectina arriba del 1%, un desparasitante de ganado bovino usado en el país y que deja un alto nivel de toxicidad en la carne del animal.
 
"Estamos satisfechos con la prohibición del Magfor, porque el alto uso de ese desparasitante deja muchos rastros en la carne del ganado, lo que es perjudicial para las personas que la consumen", dijo Juan Sebastián Chamorro, presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne).
 
Cabe decir que las normas de sanidad de EE.UU. prohíben la compra de carne de ganado bovino desparasitado con Ivermectina. El país centroamericano es el segundo mercado de las exportaciones nicaragüenses de carne bovina y en lo que va del año ha facturado US$36 millones, según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex). (Lea aquí - Nicaragua registra aumento del 15% en envios de carne a México-)
 
En diciembre, el Magfor mandó a suspender la inyección Ivermectina 3.5% de forma temporal, sin embargo el Acuerdo Ministerial 004-2013 establece que solo puede comercializarse Ivermectina menor al 1%. 
 
El mismo acuerdo señala que los establecimientos industriales autorizados para procesar carne bovina deberán instalar y habilitar laboratorios para sus controles internos, para lo que tendrán 90 días.
 
En ese sentido, Chamorro dijo que los mataderos industriales ya están trabajando en la instalación de los laboratorios para realizar dichos análisis. Por su parte, la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuaria deberá incrementar en un mínimo de siete veces el número de análisis, para evitar los residuos de Ivermectina en la carne.
 
Esa orientación incluye el ganado bovino que se importe o exporte con fines de sacrificio. Ese Dirección, asimismo, deberá contar con un certificado para especificar que los animales están dentro de los límites permisibles para las ivermectinas.