Nodriza automática para alimentación de terneros con tecnología andina

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Marzo 2020
compartir
nodriza, mecánica, automatización, alimentador, alimento, leche, vacas, terneros, amamantar, dosificación, agua, lácteos, costos, crianza, eficiencia, consumo, ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero.
Por medio de una nodriza artificial se logran menores costos y mayores rendimientos, según estudio. Foto: lely.com

Una nodriza mecánica para sustituir el proceso natural de amamantamiento a terneros eliminando su crianza natural junto a las vacas es un trabajo desarrollado en la Universidad Técnica del Norte (Ecuador), en la carrera de Ingeniería Mecatrónica.

 

Aunque el sistema de alimentación automática de terneros ya existe y se comercializa a nivel mundial, la tecnología es europea y sus costos para el mercado latinoamericano puede resultar alto por lo que este trabajo de Ecuador podría dar esperanzas de una máquina más asequible para pequeños y medianos ganaderos.

 

La nodriza realiza la dosificación de dos litros de sustituto de leche, mediante varios procesos, como dosificación y calentamiento de agua, dosificación de harina lactoreemplazante, homogenización de agua con lactoreemplazante, dosificación del sustituto de leche. Además cuenta con un sensor de identificación para dosificación de sustituto de leche de forma automática. (Lea: Estos son los 3 sistemas de crianza de terneros)

 

La nodriza automática para alimentación de terneros realiza la dosificación de 2 litros de agua, 0,130kg de harina lactoreemplazante por cada litro de agua, homogenización del sustituto de leche con 140 giros del agitador horizontal, realiza la lectura de terneros mediante sensor RFID a una distancia máxima de 1m, registra en la memoria EEPROM variables tipo byte en el microcontrolador de las tomas realizas por los terneros para su nueva toma.

 

El sistema de dosificación de líquido entrega con la electroválvula de entrada de agua la dosificación de 2 litros de agua en un máximo de 12 segundos, el calentamiento del agua se lo realizó con una niquelina de inmersión misma que calienta el agua a 40°C en 2 minutos, dosifica lactoreemplazante con un motor paso a paso que gira 2300 pasos, homogeniza el sustituto de leche con un motor paso a paso que gira 8100 pasos. (Lea: 9 pilares para criar terneros saludables)

 

La nodriza automática permite reducir los costos de crianza de terneros de manera artificial ya que le valor de un litro de leche de lactoreemplazante es menor que el de un litro de leche natural, además permite tener una temperatura ideal y mezcla homogénea del agua con harina lactoreemplazante, con la mejora de estos parámetros disminuye el índice de enfermedades en la crianza de terneros, y buen estado de ubre de las vacas.

 

Las nodrizas automáticas se utilizan para dar leche a los terneros reemplazando a la vaca en su proceso natural de crianza y de manera manual, se entrega la cantidad de leche necearía por día a la temperatura ideal y altura necesaria para mantener un estricto control de consumo ganancia y sanidad del ternero durante los cuatro primeros meses de vida del mismo hasta lograr el destete y se convierta en rumiante.  (Lea: Diferencias que usted debe conocer entre terneros y novillos)

 

En este proceso se acelera el metabolismo del mismo por lo tanto el ternero ya no será amamantado con leche hasta los seis a ocho meses de edad sino serán de tres y medio a cuatro meses y se obtiene ganancias tanto en tamaño como en el peso al comparar con la crianza natural junto a la vaca, revela el estudio.

 

Con la implementación de una nodriza para terneros se logra optimizar la tasa de producción ya que permite criar terneros en menos espacio siendo este proceso semiestabulado o estabulado.

 

La nodriza puede alimentar hasta 10 terneros siendo este el máximo número de tarjetas que puede almacenar el microcontrolador en la EEPROM.

 

Utilizar el sistema del alimentador automático permite una mayor eficiencia en el consumo de leche logrando asegurar una buena salud, un buen crecimiento esquelético y un adecuado nivel de consumo de concentrado iniciador.