Razas criollas, en riesgo de extinción y sin plan de emergencia

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Febrero 2014
compartir
vacunos en riesgo de extinción
La raza pajuna de España no se destaca por su gran producción de carne. Foto: http://www.turismoencazorla.com
La raza vacuna pajuna o castellana de España está en vía de extinción, ante lo cual se lanzó un S.O.S para que no desaparezca.
 
En esa labor trabajan miembros del Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada, la Asociación de criadores de ganado bovino de raza pajuna y la Universidad de Córdoba quienes desarrollan un estudio para generar más producción de vacunos pajunos que por cientos de años se han paseado por las frías tierras de Andalucía.
 
La raza pajuna no se destaca por su gran producción de carne, ha sido más utilizada en tiro de carretas, arado y como vacas nodrizas para la producción de terneros. (Lea: Razas casanareño y sanmartinero pueden salvar el ganado de ataques felinos)
 
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO (por sus siglas en inglés), dio a conocer un estudio en el que se revela que las razas que no están en riesgo o estado vulnerado a desaparecer son aquellas con presencia de al menos 15 mil reses y más de 2.000 hembras por región.
 
“Si partimos de esas cifras de la FAO ninguna raza criolla colombiana cumple y por eso unas más que otras están en estado vulnerable”, afirmó Germán Martínez, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Ganado Criollo de Colombia, Asocriollo.
 
Las razas criollas colombianas en estado vulnerable son el caqueteño, chino santandereano, casanareño y costeño con cuernos. En estado vulnerable medio están la sanmartinero, hartón del valle y blanco orejinegro, y la que no está en riesgo es el romosinuano, la cual se halla en Costa Rica, México, Venezuela y Brasil.
 
“Las razas cebú absorbieron el país y aunque el cruce con las cebú es extraordinario, el ganadero cree que solo hay ventaja con las cebú y empezó a hacer cruces que llevó a las criollas al estado de peligro en el que están”, explicó Martínez.
 
El miembro de la Junta Directiva de Asocriollo cree que la mejor forma de rescatar las razas colombianas es darles uso y ejecutar programas de producción de bovinos que involucren al Ministerio de Agricultura, Corpoica y asociaciones ganaderas.
 
José Antonio Velásquez, director ejecutivo de Asocriollo, manifestó por su parte que la ganadería colombiana ha preferido lo extranjero por encima de lo nacional y no se puede desconocer el riesgo de extinción en las que están las razas criollas por ese motivo.
 
Si el ganadero colombiano cree e invierte en vacunos criollos tendrá animales con capacidad de adaptación a los pisos térmicos variables colombianos, lo que va unido con la capacidad de reproducción. (Lea: Razas criollas sí producen carne de primera calidad, según estudio)
 
La fertilidad de las razas criollas colombianas es del 85 % y de otras razas que hay en el país solo del 53 %. La capacidad de adaptación más grado de fertilidad es ganancia”, señaló el presidente de Asocriollo, quien agregó que las vacas criollas tienen 3 crías en 6 años con la posibilidad lde alcanzar un peso de 480 kilos a los 22 meses de edad. 
 
“Lo dice el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, un hato ganadero es eficiente más por el grado de fertilidad de sus animales que por la ganancia de peso y las criollas se reproducen más”, anotó Velásquez.
 
Otro punto a favor de las razas criollas colombianas son sus estándares de Taurus, ventaja que tienen al alimentarse de forrajes, con la posibilidad de ser menos dependientes de concentrados, agroquímicos y hormonas, lo que permite que su carne sea más limpia.