Sello de calidad de carne colombiana se orienta a promocionar un producto orgánico

Por: 
CONtexto Ganadero
24 de Febrero 2014
compartir
carne orgnánica
Promocionar carne con valor agregado es la apuesta del sector ganadero de Colombia. Foto: CONtexto Ganadero.
Los sellos de calidad dirigen al sector agropecuario a comercializar productos con valor agregado a mercados que los prefieren por encima de otros.
 
Kentucky Fried Chicken anunció que utilizará el sello de calidad del pollo colombiano en 30 de sus locales en el país.
 
La cadena estadounidense elige el pollo colombiano en su menús desde la década de los 90, valiéndose de reconocer que es un producto que cumple con los estándares de sanidad e inocuidad en concordancia con la aplicación de las Buenas Prácticas Agrícolas.
 
Andrés Rafael Valencia, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, dijo que uno de los valores agregados del pollo colombiano es “su reconocimiento como un producto de alta calidad, que cuenta con los atributos diferenciales de ser fresco y natural”. (Lea: Carne colombiana tendrá sello de calidad de la Asociación Latinoamericana de Brangus)
 
¿Y la carne vacuna?
 
La carne vacuna tiene sello de calidad, gracias a la labor emprendida por la Federación Colombiana de Ganaderos y el Fondo Nacional del Ganado, Fedegán-FNG, con los productores, plantas de beneficio y grandes superficies.
 
Ignacio Amador, zootecnista, Master en Ciencia y Tecnologìa de Carnes, y subgerente de Cadenas Productivas de Fedegán-FNG, explicó que el sello de calidad de la proteína roja colombiana, 'Carne Selecta Colombiana', está registrado ante la Superintendencia de Industria y Comercio y tiene un reglamento para su utilización, pero en la actualidad ninguna empresa lo emplea porque la entidad que certifica su uso, exige que la carne que llega a la mano del consumidor cumpla con los requisitos establecidos.
 
Para que se vuelva a utilizar el sello de calidad de la carne se necesita mostrar el interés de cumplir con las exigencias relacionadas con las Buenas Prácticas Ganaderas, BPG,  en el caso de los productores; las buenas prácticas de manufactura y sanidad en las plantas; y finalmente los comercializadores deben comprar carne con esos parámetros para que les permitan la impresión del sello que se pone en el empaque del producto.
 
“Después de su presentación oficial, hace varios años se empezó a promocionar con algunos almacenes de grandes superficies, pero fueron ensayos piloto. Luego hubo dificultades en su aplicación que obligaron a suspender la certificación que daba una empresa internacional, especialmente por el incumplimiento de las condiciones exigidas”, manifestó Amador Gómez. (Lea: México y Colombia le apuntan al sello de calidad de la carne)
 
El experto en cortes de carne dijo que hace poco tiempo la cadena Jumbo mostró interés de proveerse de carne de fincas y plantas de beneficio certificadas para hacer uso del sello de calidad. Ante eso, consideró importante dar un valor agregado al producto a partir del programa de Ganadería Colombiana Sostenible de Fedegán-FNG, que tiene como fundamento el aprovechamiento de los sistemas silvopastoriles, los cuales están enfocados a la producción de carne natural, verde u orgánica. 
 
Mencionó de igual forma que se inciarán acercamientos con los Restaurantes Wok, quienes vienen apoyando la producción artesanal y natural para ofrecer menús que incluyan carne vacuna con criterio de producción orgánica.
 
Según Amador Gómez, "se trata de ofrecer un producto obtenido a base de pasturas como es la condición de buena parte de los sistemas de producción de carne en Colombia. Han sido muchos años de organización del tema del sello de calidad y con el certificado verde podremos ganar más espacio”. (Lea: Razas criollas sí producen carne de primera calidad, según estudio)