Ciclo adicional en zona de frontera no debe sustituir el de la Zona Caribe: Fedegán

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Abril 2021
compartir
Zona Caribe, vacunación, zona de frontera, aftosa, ICA, Minagricultura, Fedegán, ciclo adicional, sustituto, dinámica transfronteriza, contrabando, protección inmunitaria, animales susceptibles, Venezuela, acciones correctivas, inmunidad, ciclo adicional, OIE, zonas libres, bovinos, bufalinos, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas Colombia, contexto ganadero
El ciclo adicional de vacunación contra la aftosa en zona de frontera no debe sustituir el segundo ciclo en la zona Caribe, según Fedegán. Foto: ica.gov.co

Realizar un ciclo adicional de vacunación contra la aftosa en zona de frontera favorece la protección sanitaria y las exportaciones, pero no debe sustituir el segundo ciclo en la Zona Caribe.

 

Así lo planteó el Presidente Ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, en respuesta a la propuesta que hizo la gerente del ICA, Deyanira Barrero quien señaló que “la actualización del plan de vacunación en el país basado en riesgo, permitirá que, durante este año, se elimine en la Zona Caribe el segundo ciclo de vacunación, representando en la campaña un ahorro de $4.004.743.345, lo cual se utilizaría en el ciclo extra a programar en 2022 en las zonas de frontera con Venezuela”

 

Según el dirigente gremial, de esta manera, “la Costa Caribe no tendría, durante 2022, un ciclo adicional, sino uno sustituto del segundo ciclo, pero en enero y con menor nivel de protección, mientras que durante el segundo ciclo se vacunaría todo el hato nacional con coberturas superiores al 98%, con excepción de la Costa Caribe, donde habría cobertura cero”. (Lea: El 10 de mayo comienza el primer ciclo de vacunación contra la aftosa)

 

Considera que aunque la vacunación actual con dos ciclos no responde al perfil de riesgo de fiebre aftosa en los territorios fronterizos no significa que amerita la supresión de uno de los ciclos para sustituirlo por uno de menor cobertura, sino que como lo recomiendan las organizaciones internacionales de salud animal, se requeriría de un ciclo  adicional que fortalezca la protección.

 

Así mismo, señala que “la cobertura cero en la Costa Caribe en el Ciclo II de 2022 no se compadece con la condición de altísimo riesgo sanitario para la población bovina y bufalina de la región, y de posible foco de expansión de la aftosa hacia el resto del país, por cuenta de un fenómeno continuado y aún incontrolado de contrabando”.

 

Sostiene que el contrabando, culpable de los focos presentados, fue y sigue siendo la causa del crecimiento anormal del hato, con sus implicaciones de ilegalidad y sus graves implicaciones sobre un enorme y latente riesgo sanitario.

 

Sin embargo, la causa “mediata” se encuentra en la ineficacia de los instrumentos de contención policiva y sanitaria de este flagelo.

 

“Sin menoscabo de las acciones policivas, debidamente articuladas con la autoridad sanitaria y el gremio, nos centramos en los instrumentos de contención sanitaria que competen directamente al ICA como autoridad en la materia”. (Lea: Tips para antes, durante y después de la vacunación)

 

En tal sentido plantea la necesidad de avanzar en temas como la trazabilidad y el control de la movilización, aspectos en los cuales se ha presentado un retroceso frente a lo que se había ganado.

 

Considera Lafaurie que se debe avanzar en la integración de la información para una “trazabilidad integral” partiendo de los datos de vacunación a los cuales se sumarían los de movilización de animales, identificación y trazabilidad y los de sacrificio.

 

“Sin la adopción de la trazabilidad integral al 100 % en las Zonas de Alta Vigilancia y en las de Frontera, en calidad de “precondiciones”, cualquier medida coyuntural, incluido un “ciclo sustituto” en la Costa Caribe, no solo resultará inocua y redundará en pérdida de recursos, sino que puede convertirse en factor de mayor vulnerabilidad para la región durante el lapso de un año, hasta el retorno al esquema de dos ciclos regulares en 2023, además de la afectación colateral al programa de vacunación contra brucelosis”, afirma el dirigente en su carta.

 

Añade que en materia de protección física de fronteras, el ICA debe contar con recurso humano a partir de procesos de selección rigurosos, debidamente dotado en materia de comunicaciones y puestos móviles de control, capacitado y adecuadamente remunerado, para fortalecer la pertenencia institucional y neutralizar el riesgo de corrupción.

 

Adicionalmente realizar campañas intensivas de medios en las zonas de frontera, en rechazo del contrabando, fomentando la denuncia ciudadana y la responsabilidad social empresarial de los ganaderos frente a este delito.

 

Consulte la comunicación completa en el siguiente enlace