“La ganadería no está en venta”: José Félix Lafaurie

Por: 
CONtexto Ganadero
31 de Julio 2013
compartir
José Félix Lafaurie
José Félix Lafaurie y Absalón Machado hablaron del futuro del campo colombiano y las necesidades urgentes que viene demandando. Foto: Alejandro Cadavid / Fedegán.
En el marco del foro “El Agro y el Posconflicto en Colombia”, organizado por la Universidad de Antioquia, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, señaló que el sector ganadero no está en venta y será el encargado de honrar al país.

El Paraninfo del Edificio de San Ignacio, de la Universidad de Antioquia, fue el escenario elegido para llevar a cabo el encuentro “El Agro y el Posconflicto en Colombia”, organizado por dicha entidad educativa. La cita tuvo como ponentes a José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán y Absalón Machado, economista y especialista en temas agrarios, quienes hablaron de los retos que debe afrontar el país con respecto a estas 2 temáticas. (Lea: "Ni el Gobierno ni las Farc saben de desarrollo rural": Lafaurie)

El dirigente gremial reiteró su posición frente a los diálogos de paz, ya que las Farc no deben ser quienes convoquen a esta clase de situaciones y diálogos, además su desconocimiento del sector no les otorga ningún status de autoridad para poder hablar sobre la tierra. Lafaurie Rivera además señaló que el agro colombiano padece 3 problemas claves que, a su modo de ver, no han permitido un desarrollo óptimo de la ruralidad colombiana.

“Las dificultades claves del sector rural son, primero: el conflicto entre vocación y uso del suelo, aquí las tierras no se usan en función de sus convicciones agroecológicas. Segundo: la incapacidad de la clase dirigente ante la ausencia de políticas que promuevan al sector y tercero: el desaprovechamiento del potencial gigantesco que tiene nuestro campo”, señaló el Presidente de Fedegán. (Lea: "A los criminales hay que enfrentarlos, no dialogar con ellos": Lafaurie)

El máximo representante de los ganaderos aseguró que su sector debe pasar de 38 a 20 millones de hectáreas y que los otros 18 millones restantes deben ser usados por la agricultura, para abastecer la demanda agroalimentaria, tanto del país como del mundo, lo que llevará a Colombia a convertirse en una potencia en la materia.

“Desde Fedegán estamos promoviendo el uso de los sistemas silvopastoriles, para que la ganadería sea más rentable y sostenible. Si en una hectárea pueden estar 6 cabezas bien alimentadas, lo ideal es tener 10 millones de hectáreas y 60 millones de animales. Eso es posible”, argumentó Lafaurie. (Lea: "La contribución a la paz no se logra marchando”, Lafaurie)

Antes de concluir su intervención, el dirigente aseguró que los ganaderos no son concentradores de tierra, por el contrario, estas acciones han sido emprendidas por grandes empresas productivas o por los violentos, “por eso soy el primero en aplaudir la ley de restitución de tierras, pero no vamos a permitir que a nuestro gremio le quiten lo que le pertenece. La ganadería no está en venta”, remató Lafaurie.

Por su parte, Absalón Machado, catedrático y amplio conocedor del tema de la tierra, aseguró que los conflictos que se han presentado en torno a esta son por factores como la desigualdad, la falta de políticas públicas, la violencia y la ausencia del Estado; por lo cual, el campo es cada vez más pobre y menos productivo.

“El problema rural está marcado por la precariedad de las instituciones en las regiones. Los Gobiernos fueron acabando las entidades y las que existen ahora no son suficientes. Además, no nos sirve que los organismos sean creados por tecnócratas o especialistas institucionales. Se deben establecer desde el campo, reconociendo las necesidades existen”, argumentó Absalón Machado. (Lea: "El proceso de paz no va para ningún lado": José Félix Lafaurie)

El especialista en Economía también habló del proceso de paz que se viene llevando a cabo en La Habana, donde destacó algunos de los enunciados hechos en el acuerdo alcanzado en materia agraria, el primer punto que se debatió entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

“Yo puedo destacar principalmente 4 puntos de ese acuerdo. El primero se centra en el bienestar del buen vivir de las personas que están en el campo. El segundo hace énfasis en las economías campesinas, su importancia y la necesidad de que sean reconocidas. El tercero insiste en el acceso integral a la tierra. Y por último, acuerda la creación de una jurisdicción agraria, necesaria y urgente”, remató Machado.  (Lea: “No es posible seguir hablando de paz mientras persistan los secuestros”, José Félix Lafaurie)

Machado concluyó su intervención asegurando que al país no le sirve cualquier política de desarrollo rural, sino que es necesaria establecer un camino que lleve al país hacia la modernidad, donde sean protagonistas la equidad y la participación de todos.