Qué hay detrás de los diálogos regionales vinculantes

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Septiembre 2022
compartir
Presidente Gustavo Petro
Los diálogos regionales vinculantes, anunciados por el presidente Gustavo Petro son un primer paso para cumplir las exigencias del ELN en su propósito de paz total. Foto: elpais.com.co

Sin que se haya iniciado formalmente los diálogos con el ELN, el presidente Gustavo Petro ya empezó a cumplir con la agenda trazada por el grupo guerrillero.

 

Esto se da a través de los anunciados diálogos regionales vinculantes que comienzan este viernes en Turbaco (Bolívar) y que se extenderán por otras regiones del país en los próximos meses,

 

Estos diálogos regionales coinciden casi milimétricamente con la propuesta que esta guerrilla viene haciendo hace años de una “Convención Nacional”, que entienden como un gran diálogo vinculante en las regiones, advierte una nota de La Silla Vacía

 

Es una propuesta que este grupo al margen de la ley siempre ha planteado como un inamovible en su agenda de negociación y que es una talanquera de entrada pues se convertirían en unas mini-constituyentes bajo su veeduría armada.

 

María Isabel Rueda también señala, en sus notas de Semana, que el punto primero de la agenda común pactada con ese grupo guerrillero bajo el gobierno de Juan Manuel Santos lo encabeza algo que se llama participación de la sociedad en la construcción de la paz y lo que puede entenderse es que esa participación quedó activa con el primero de los 50 diálogos regionales que anunció Petro. (Lea: Ojo con el microtráfico y las elecciones municipales en los diálogos regionales)

 

“Lo pactado con el ELN indicaba que esa participación de la sociedad sería en función de iniciativas y propuestas que hagan viable la paz en un ejercicio dinámico, activo, incluyente y pluralista que permita construir una visión común de paz que propicie las transformaciones para la nación y las regiones”.

 

Además, destaca la columnista, estos diálogos van incluso más allá de las exigencias del ELN pues al ser vinculantes se incluirán como mandatos soberanos en el Plan Nacional de Desarrollo. La metodología la ordena Planeación Nacional y su objetivo será construir la paz total, no solo la paz con el ELN.

 

Advierte Rueda que “el país entra en modo diálogo nacional y regional, aunque no sabemos si sus conclusiones terminarán siendo equivalentes a montar una Asamblea Constituyente pero por la puerta de atrás”.

 

Los diálogos regionales vinculantes serán espacios donde el Gobierno nacional escuchará las necesidades, peticiones y propuestas de los diferentes territorios y a partir de esas conversaciones se construirá el Plan Nacional de Desarrollo.

 

Es una “decisión ciudadana que forja una visión común para cada territorio y se vuelve ley de la República en el Plan Nacional de Desarrollo”, enfatizó Petro. (Lea: 10 voces que ven con escepticismo diálogos de paz con el ELN)

 

Otro aspecto que los analistas observan en los diálogos regionales es la forma como el presidente se abre camino para que sus candidatos a alcaldías, concejos, gobernaciones y asambleas salgan ganadores en las elecciones de 2023.

 

Conforme a lo indicado en la Silla Vacía, el Pacto Histórico podrá identificar y posteriormente apoyar los líderes regionales y locales con los cuales armar luego las listas cerradas que Petro ha propuesto llevar a Concejos y Asambleas el próximo año para repetir el éxito que tuvieron al Congreso.

 

También será una oportunidad para cohesionar bajo una misma sombrilla a nivel más regional a los grupos políticos tan disímiles que hoy conforman la coalición oficial en el Congreso.

 

Así mismo y según una nota de Noticias RCN, de esta propuesta ha surgido una duda ante la eventual formación de nuevos departamentos en el país, con lo que se cambiaría el mapa político del país. De hecho, sobre este tema, el consejero presidencial para las Regiones, Luis Fernando Velasco, aclaró que el fin de los diálogos es trazar un “nuevo mapa en el ejercicio de planeación”.

 

De acuerdo con lo expuesto por el funcionario las divisiones político-administrativas del país no corresponden a la realidad de los habitantes, por lo que con los diálogos regionales se espera atender a las necesidades de las poblaciones que comparten diferentes tipos de problemáticas. (Lea: "Inicio de diálogos con ELN muestra que Gobierno no ha aprendido”, Lafaurie)

 

Velasco afirmó que a la clase política del país (de la que él ha hecho parte) “le ha quedado grande el ordenamiento territorial de Colombia”, por lo que es necesario repensarlo a través del diálogo y del establecimiento de las necesidades específicas de cada región.