Arauca ejerce monitoreo constante sobre diversas patologías en bovinos

Por: 
CONtexto Ganadero
29 de Noviembre 2012
compartir
Estomatitis vesicular, foto Fedegán.
Los síntomas que pueden presentar las reses son presentar vesículas en la lengua, adelgazamiento y cojear.
Esta enfermedad de origen viral, que afecta principalmente a la ganadería láctea, presenta signos clínicos similares a la fiebre aftosa, aunque su impacto no es el mismo.
 
Según el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, los estudios de tipo experimental que se llevan a cabo en enfermedades como la estomatitis vesicular, permiten evaluar la capacidad de protección que tiene la especie bovina. De acuerdo con los estudios, esta enfermedad no tiene la misma repercusión que la fiebre aftosa.
 
La fiebre aftosa es una enfermedad, que a nivel mundial, tiene repercusiones económicas, mientras que la estomatitis no es tan alarmante, los animales se recuperan más rápido y el impacto financiero para los dueños del hato no es tan fuerte como en el caso de la fiebre aftosa”, explica Carlos Forero Ávila, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de Fedegán en Arauca.
 
 
 
En lo que va corrido de 2012, en el departamento se han atendido 3 focos, en total 4 animales. por ser catalogada como una zona de alta vigilancia, nosotros la monitoreamos continuamente, verificando las movilizaciones de los animales y los registros sanitarios”, afirmó Óscar Vargas, médico veterinario del ICA en la zona de Arauca.
 
Sin embargo, esta enfermedad puede afectar a bovinos de cualquier edad, especialmente hembras mayores de 2 años. Los factores asociados son estrés por la lactancia, los cambios hormonales y los partos.
 
Para estos casos, los animales son aislados de aquellos que están en buenas condiciones y se realizan muestras de sangre, que confirmen si el bovino padece la enfermedad.
 
 
Por su parte, Vargas sostiene que para hacer control de esta enfermedad, desde el departamento de Boyacá, que limita con Arauca, se logró conseguir que los ganaderos vacunaran a los bovinos, lo cual redujo los índices de contagio por estomatitis vesicular, “lo que se busca es que la gente adopte la vacunación como una práctica y un hábito”, concluyó el veterinario del ICA.