Barranquilleros convierten sus patios en despensas de frutas y hortalizas

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Febrero 2013
compartir
Despensas de frutas en Barranquilla
Más de 2.500 familias en Barranquilla están siendo beneficiadas con el programa Resa. Foto: Gobernación del Atlántico.
La ciudad de Barranquilla podría ser una de las más ecológicas y autosostenibles del país. Hoy en día, cerca de 2.500 familias plantan en los patios de sus casas frutas y hortalizas, las cuales venden y usan para consumo diario.
 
Julia Cáceres, una de las habitantes de la capital del Atlántico, hace más de 6 meses que está vinculada a este programa Red de Seguridad Alimentaria, Resa, que apoya el Departamento para la Prosperidad Social, la Gobernación del Atlántico y la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, el cual tiene el claro objetivo de mejorar el acceso a los alimentos de los hogares beneficiados por medio del consumo de frutas y hortalizas cultivadas por ellos mismos. (Colombia es el 9no exportador mundial de frutas exóticas). 
 
Yo nunca había sembrado. Siempre nos habíamos dedicado a otras labores, como criar animales o vender productos que elaboramos nosotros mismos. Pero gracias al apoyo que nos brindan, hemos encontrado una nueva alternativa para sostenernos económicamente. Además, siempre tenemos fruta y verdura para nuestras comidas”, afirma Julia, quien ya completa su tercera cosecha desde que comenzó el programa.
 
Luis Tapia, gerente del despacho Capital Social suscrito a la Gobernación, aseguró que “el programa gustó tanto, que ya es replicado en varios departamentos del país y para este año el Gobierno Nacional aumentará los recursos aportados para ampliar el número de familias beneficiarias de 2.500 a 4.000”. (Antioquia fortalecerá cadenas productivas de frutas y hortalizas). 
 
De esta forma, los habitantes que antes no contaban con un ingreso económico ven en sus cultivos la solución a los problemas que los aquejaban antes. Como dice Juana Mendoza de Fontalvo, otra beneficiada de 63 años, “gracias a estos cultivos, nos volvimos empresarios desde el patio de nuestras casas”.