En ceba el flujo de caja debe ser trimestral

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Julio 2018
compartir
A menores costos mayor utilidad, estudio de costos, de lechería a ceba, flujo de caja quincenal a trimestral, costo de insumos, precio de leche, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“La organización del negocio de ceba de ganado debe ser netamente administrativa y financiera”, dijo Javier Pabón. Foto: Ganadería Productiva y Más Limpia
Ganadero de Honda en Tolima, basado en sus costos, cerró su negocio de lechería e incursionará en levante y ceba de hembras. En el primero tenía un flujo de caja quincenal y en el segundo será trimestral.
 
“Luego de realizar cálculos matemáticos sobre la ganancia de peso para iniciar un proyecto de pre levante o ceba de hembras, observé que entre más bajos sean los costos, mayor será la utilidad”.
 
Así lo constató Javier Pabón, ganadero de toda la vida, Veterinario de profesión y expresidente del Comité de Ganaderos de Honda, quien al mismo tiempo agregó que, “ahora estoy en el tránsito de iniciar el proceso de pre levante y los cálculos son de gran trascendencia e importancia”.
 
“La idea es trabajar con cruces. Pero el precio de ganado ha venido en aumento y eso me obliga a esperar a que disminuyan para buscar el momento adecuado de comprar”.  
 
Agregó que, “se debe organizar todo el engranaje productivo de tal manera que permita establecer una escalera en materia de ingresos para que de esa forma se logre un flujo de caja trimestral. Eso se obtiene con orden y disciplina en la parte administrativa y financiera”.  (Lea: Aumento de costos y baja rentabilidad preocupa a ganaderos de ceba)
 
Pabón, toda la vida se dedicó a la lechería especializada en la ciudad de Honda y vendió su hato para incursionar en levante y ceba. Y tiene claro que la estrategia es no incurrir en altos costos.
 
Inconvenientes
 
El ex dirigente debió ponerse al frente de la ganadería de su padre quien estuvo en la producción de leche por más de 30 años. “Él tenía un negocio pequeño de 50 vacas y yo lo modifique completamente. Mejoré las hembras e hice cruces y finalice con Gyrolando, que considero son de mayor producción”.
 
“De manera simultánea, aumenté el promedio de 12 a 14 litros de leche por vaca y producía 400 litros diarios que al finalizar el negocio hace un mes, recibía un precio de $1.030 por litro”, dijo Pabón.
 
“¿Qué inconvenientes tuve? El primer aspecto fueron los costos. Todos los años suben los insumos, el concentrado, mata malezas, abonos, pasturas y mientras eso pasa, el precio de la leche es el mismo”.
 
“El segundo factor es que si el litro no lo pagan siquiera a mil pesos, el negocio se hace a perdida.
 
El tercero es que esta actividad depende del clima, y sea en invierno o en verano, igual toca comprar comida y en eso no se puede ahorrar”.
 
“Y el cuarto es tener en cuenta que si el ganadero lleva la leche directamente al comprador, lo debe hacer en volumen y a alguien cercano a la unidad productiva para que el precio del transporte le favorezca. Sucede que las empresas quesilleras y los comercializadores prefieren darle a ganar más plata al que transporta el producto que al ganadero”. (Lea: Ganaderos piden aumento del precio de la leche ante reforma tributaria)
 
Pero finalmente, con mi señora que es Contadora de profesión, nos pusimos a hacer un seguimiento de los costos de manera estricta y detallada. Llegado el momento nos dimos cuenta que la ganancia obtenida en invierno, nos la quitaba el verano”. 
 
“No se para dónde va la ganadería especializada en lechería en el país porque lo que se observa es el aumento constante de los costos de producción, incluida la energía. Los ganaderos deben tener certeza que la organización de su negocio debe ser netamente administrativa y económica”, puntualizó Pabón. (Lea: La ceba debe ser un negocio de precisión e información)