En Córdoba y Cesar llueve, pero no lo suficiente

Por: 
CONtexto Ganadero
24 de Septiembre 2015
compartir
Sequía, sequía Cordoba, sequía Colombia
A pesar de las lluvias, las fuertes temperaturas posteriores evaporan el agua con rapidez. Foto: Toamda de ‏@indadangond.
En medio de la sequía provocada por el fenómeno de El Niño, los ganaderos agradecen las lluvias esporádicas en los departamentos del norte del país. La recomendación es aprovechar para recolectar la mayor cantidad posible del líquido.
 
En municipios del departamento de Córdoba como San Pelayo, Ciénaga de Oro, San Carlos y Cereté cayeron algunas lluvias que les devolvieron a sus habitantes la esperanza de que habría agua, pero la dicha fue muy corta.
 
Felipe Begambre, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en la región, confirmó que “llueve cada 4 o 5 días en zona montañosa”, lo que ha permitido almacenar agua, aunque agrega que “el cúmulo (del líquido) es muy poco”.
 
Emuro Nestra, ganadero del corregimiento de Tres Marías en el municipio de Cereté, indicó que el carrotanque que envían las autoridades no es suficiente para todos los ganaderos de la región, razón por la que hizo "un llamado urgente al Gobierno porque lo primordial es hacer una represa grande, porque la que existe es muy pequeña”.
 
Según él, una represa de mayor tamaño podría aportar el agua que no cae durante los 6 meses que dura el verano. (Lea: ¿Se debe o no sembrar pasto para el ganado en pleno verano?)
 
En el departamento del Cesar, las precipitaciones han sido más escasas. “Se han recuperado algunos reservorios de agua pero no han sido suficientes”, expresó José Fernando Mejía, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, del Fondo Nacional del Ganado, FNG.
 
Asimismo, Rafael Eduardo Rumbo, profesional en Valledupar de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, manifestó que “la semana pasada cayeron 2 o 3 precipitaciones de baja intensidad, esto después de más de 60 días sin lluvias. Sin embargo, en lo corrido de la semana ya comenzaron a subir las temperaturas a más de 40 grados y a sentirse de nuevo la ausencia de agua”.
 
Begambre añadió que se han adelantado reuniones con los ganaderos del sector para que implementen estructuras de almacenamiento como tanques o jagüeyes, y también desarrollen estrategias para almacenar forrajes, ya sea en forma de heno, silo, entre otros.
 
Según lo advirtió un funcionario del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, las lluvias que está cayendo no son suficientes y el fenómeno de El Niño se extenderá hasta marzo del próximo año, siendo el último trimestre de este año uno de los períodos más duros de sequía. (Lea: Último trimestre de 2015 será el más difícil por El Niño)
 
A pesar de eso, algunos confían en que el agua regrese pronto. “Tenemos la esperanza de que en octubre llueva (...) no sabemos cuándo va a suceder, pero esperamos que sea en octubre, que es normalmente nuestra época de invierno”, remató Begambre.