Ganadería puede ser sostenible con manejo de clima, sanidad e inocuidad

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Septiembre 2015
compartir
ganado, leche, ganadería sostenible, insumos, cambio climático
Al ser un alimento altamente perecedero, la leche debe tratarse con los más altos estándares de sanidad. Foto: CONtexto ganadero.
Durante el foro lácteo “Para una ganadería competitiva y sostenible”, que tuvo lugar en Armenia en días pasados, se discutieron las buenas prácticas que se deben tener en aspectos claves como la calidad sanitaria y el manejo del cambio climático.
 
La actividad ganadera puede ser sostenible, pero se deben aplicar unas buenas prácticas para tener rentabilidad. Con este lineamiento, el comité de ganaderos del Quindío organizó este espacio con el fin de hacer un balance de la situación que atraviesa el sector ganadero por cuenta del cambio climático así como los retos de competitividad que existen.
 
Paula Andrea Hernández Zamora, directora ejecutiva del comité, señaló que se deben tener en cuenta 3 factores para que la ganadería sea sostenible: la sociedad, la economía y el medio ambiente. “Para nadie es un secreto las actuales circunstancias que estamos enfrentando por las condiciones climatológicas, situación de la que somos directamente responsables y de la que podemos amortiguar su impacto implementando sistemas silvopastoriles”.
 
Por su parte, Ernesto González Cely, profesional en Chiquinquirá de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, indicó que los ganaderos deben buscar la forma de ser respetuosos con el medio ambiente y de lograr la sostenibilidad ambiental. “Tenemos que ser muy eficientes en el uso del agua, de los recursos naturales que tenemos en nuestras fincas, tenemos que llevar a siembra de árboles que permitan el sostenimiento”, señaló. (Lea: La importancia del acueducto ganadero)
 
De igual manera, Hernández anotó que la sanidad e inocuidad son factores fundamentales en la producción de leche, pues se debe vigilar todo el proceso de producción “desde la finca lechera hasta el consumidor final dado que es un producto altamente perecedero”.
 
Sobre la inocuidad, González afirmó que se debe vigilar la enfermedad más importante que es la mastitis. “Para evitarla se requiere que haya una buena rutina de ordeño (…) debe haber una excelente limpieza para producir una leche inocua sin residuos químicos ni biológicos”, apuntó.
 
Hernández señaló que durante el foro se explicó a los ganaderos la importancia de los peligros biológicos (gérmenes o toxinas), químicos (sustancias contaminantes) y físicos (objetos, partículas o materiales como el plástico o el metal), que pueden llegar al alimento. “Para asegurar la inocuidad de la leche y sus productos, debe hacerse la evaluación de los peligros y sus métodos de control y el recurso para prevenirlos o reducirlos en forma eficiente lo proporcionan los sistemas de Buenas Prácticas Ganaderas", indicó.
 
El ganadero Juan Carlos Bedoya, asistente del foro, dijo que para tratar de lograr esa inocuidad en el producto, "estamos haciendo muchos cambios, pues éramos muy esquivos con las Buenas Prácticas Ganaderas en el proceso de ordeño”.
 
Hernández y González coincidieron en que además de cumplir con todos estos requerimientos, también es necesario que el ganadero sea comprometido con su labor. Mientras que la ejecutiva habló de “crear conciencia y tener sentido de pertenencia”, el profesional del FNG insistió en que el ganadero “tenga vocación de producción de leche y sea una persona que esté pendiente de la sanidad de la finca”. (Lea: 3 consejos para hacer de la ganadería una actividad sostenible)
 
Finalmente, ambos reclamaron una mayor prestación de recursos por parte de las autoridades para tener realmente una actividad sostenible.
 
“Las políticas de Gobierno deben permitir que la canasta de insumos no tenga unos altos costos frente al precio que nos pagan por litro de leche. Si el tipo de insumos que utilizamos en la ganadería sube año tras año entre un 12 % y 14 %, asimismo ese aumento debería verse reflejado en el precio de la leche, reclamó González”.
 
A su vez, la directora del comité señaló que “la falta de políticas de Estado para el sector rural, el alto costo de insumos, de impuestos y servicios públicos, son factores que no benefician al sector rural en su proceso productivo”.