Ganaderos de Caquetá comienzan a sufrir por el invierno

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Mayo 2019
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganadera colombia, contexto ganadero, precipitaciones, precio leche, costos leche, leche, lluvias, invierno, verano, bajo precio leche, alto precio leche, igual precio leche, ganado, ganaderos, ganaderos Colombia, precio leche caqueta, desbordamientos ríos, ríos, encharcamientos, precipitaciones, inundaciones
Se están presentando desbordamientos de ríos en Caquetá por fuerte lluvias. Foto: Lente Regional

Caquetá ha sido una de las regiones que siempre se cuida cuando llega el invierno. La aparición del agua que moja sus tierras es uno de los momentos más esperados pero al mismo tiempo, atemorizado. Las afectaciones ya comienzan a verse y los ganaderos corren para preservar sus terrenos.

 

Durante el último mes, las lluvias han comenzado a caer en parte del territorio nacional. Los potreros estaban secos por el verano, pero las precipitaciones se han convertido en un alivio para los productores que en poco tiempo también les ha causado complicaciones.

 

En Caquetá, en la parte norte del departamento las aguas están refrescando los pastos y dejando a un lado el verano. Sin embargo, en la parte sur, los ganaderos están comenzando a sufrir algunos efectos del verano que inició desde el mes de abril. (Lea: Precio de la leche: entre $800 y $1.100 en algunas regiones del país)

 

Yamil Rivera, presidente de la junta directiva del Comité de Ganaderos de Caquetá, afirma que “en las últimas semanas ha empezado el invierno fuerte en el departamento. Esto ha traído que el crecimiento de los ríos ocasione unas avalanchas, aumentando sus caudales y generando numerosas fincas afectadas porque las aguas se llevan algunas vacas”.

 

Estos altos niveles de agua, han provocado el desbordamiento de afluentes hídricos como el río Pescado y Fragua. En cercanía con estos, muchos predios están teniendo encharcamientos que avivan las pérdidas en las ganaderías.

 

“En la zona sur del departamento, el verano estuvo normal y no se encontraron complicaciones por la inclemencia del clima. Sin embargo, en la zona norte, los ganaderos sufrieron una intensa sequía”, expresa Rivera.

 

A partir de esto, los pastos han podido recuperarse en gran parte del territorio del Caquetá, generando que haya buena comida para los animales gracias a los aguaceros. “Pero estos son tan fuertes que ya comienzan a afectarnos, siendo apenas el inicio del invierno en nuestro departamento y no sabemos qué pueda pasar más adelante”, asegura Rivera. (Lea: Las lluvias están causando estragos en Ubaté)

 

Durante estas épocas, los ganaderos se preparan con anterioridad para no salir tan perjudicados. Lo que generalmente hacen es que reubican a los animales, de tal forma que quedan en las partes más altas de las fincas y los alejan de las cercanías a los ríos.

 

“Para esta fecha de 4 meses de fuerte invierno, el productor toma medidas con anterioridad aplicando la descarga de las fincas. De abril a julio, las lluvias no paran en el departamento, por lo que es mejor esperarlas con alternativas preventivas que ya hemos aprendido con el tiempo”, expresa Rivera.

 

Sin embargo, no todo está tan malo, pues para esta época, la leche aumenta como consecuencia que las vacas tienen suficiente comida y comienzan a parir. Por lo cual las personas están aprovechando las estaciones para sus incrementar su producción.

 

Aquí Nestlé ha comprado la leche hasta en $1.350, pero las queseras pagan a$ 1.000 por litro, es decir que la media está entre $1.000 y $1.300. Pero esto no es en todo el departamento, pues en muchas partes está por debajo”, concluye Rivera. (Lea: Boyacá presenta una tendencia en alza de precio de leche)