Ganaderos son víctimas del programa de restitución de tierras

Por: 
CONtexto Ganadero
12 de Abril 2016
compartir
programa de restitución de tierras, ganaderos del sur del Cesar y Magdalena medio afectados por el programa de restitución de tierras
Programa de Restitución de Tierras está afectando a ganaderos del sur del Cesar y el Magdalena medio. Foto: www.restituciondetierras.gov.co - perulactea.com
Un grupo de ganaderos del sur del Cesar y el Magdalena medio están denunciando diferentes injusticias que se están cometiendo con el programa de restitución de tierras. Entre las víctimas también hay agricultores.
 
Jaime Alberto Clavijo, presidente de la Federación de Ganaderos de Santander y sus zonas de influencia, Fedegasán, aseveró que en este momento el programa de restitución de tierras ha llegado a regiones como el sur del Cesar, el Magdalena medio santandereano y La Guajira, y que los problemas que están surgiendo a partir de ello, se van a presentar en cada rincón del Colombia.
 
El líder gremial aseguró que este en un problema que el Gobierno ha estado en mora de atender y afirmó que el descubrimiento de la dificultad que está causando la implementación de la Ley se hizo hace más de 3 años.
 
Hace mucho tiempo nos dimos cuenta de que indiscutiblemente esta es una Ley que quedó mal hecha porque esta lleva a la victimización de los que hoy son legítimos propietarios rurales, que son personas trabajadoras, campesinos y productores pecuarios y agricultores. Una Ley que tuvo un buen fin pero que en el proceso de su aplicación genera víctimas y afecta a gente de bien y no a criminales como debería ser”, manifestó. (Lea: Campesinos reclaman que el Gobierno los despojará de sus tierras)
 
Escuche las declaraciones de Jaime Alberto Clavijo, presidente Fedegasán.
 
Clavijo expuso que la Ley de restitución de tierras está poniendo en conflicto a las verdaderas víctimas, con los que hoy son legítimos propietarios.
 
Indicó que hay numerosos casos, que varían dependiendo de la región, en los que una persona sí fue victimizada y a raíz de eso se vio forzada a vender el predio, y ese terreno pasó por varios compradores y hasta llegar al actual propietario que nunca fue cómplice, ni supo la situación o tuvo acceso a la información de lo que pasó allí, y compró con dineros lícitos un bien inmueble dentro de la institucionalidad estatal y que hoy esa persona tiene que perder ese patrimonio.
 
También dijo que hay otros casos, en los que las víctimas no desean volver a esos predios porque han hecho sus vidas en otras zonas o regiones y porque esos terrenos tienen una historia de violencia que ya han superado y no quieren recordar y la Ley los está forzando a regresar cuando ellos no están en condición de hacerlo.
 
Otras de las problemáticas que ha generado la Ley, según el presidente de Fedegasán, es que ha abierto una ‘puerta giratoria’ donde cualquiera, con cualquier excusa puede ser víctima en Colombia y recibir un ayuda o auxilio de este tipo y eso no puede pasar.  Uno de los grandes errores de esta norma es que parte de supuestos.
 
Afirmó que solo debería ser beneficiaria una persona cuya victimización haya sido determinante para la pérdida, venta, entrega o despojo de la tierra, pero que hay personas que vendieron, que recibieron un valor justo acorde con el mercado y que hoy aparecen buscando recuperar esos predios haciéndose pasar por víctimas cuando no lo son.
 
De acuerdo con Clavijo esta ley también está siendo usada por personas que estuvieron al margen de la ley y que fueron parte de grupos armados ilegales, y quienes en el pasado fueron victimarios, y que hoy se presentan como las víctimas. Situación que no se puede permitir. (Lea: Ley Zidres no da claridad sobre baldíos y desprotege a campesinos)
 
“Esa es la historia viva en las comunidades campesinas que llevan años en esas regiones. Ellos cuentan lo que las unidades de restitución no oyeron, lo que el Gobierno Nacional desatendió y lo que los legisladores ignoraron cuando hicieron la Ley, entonces esto está generando un problema de enormes proporciones”, sostuvo.
 
Agregó que la ganadería es una de las tantas actividades que realiza el campesino colombiano, y durante mucho tiempo ha habido un desconocimiento y una satanización de la actividad pecuaria.
 
Clavijo remató diciendo que "lamentablemente" por cuenta de los sesgos ideológicos de izquierda se ha construido el mito de que el ganadero es el terrateniente paramilitar y que eso es absolutamente falso y que además en cada zona donde ha existido violencia en el país, han existido ganaderos víctimas, y en cada región donde llegue el programa de restitución van a haber también productores del gremio afectados.
 
Por su parte, Julio Cesar González Reyes, representante legal de la Asociación Colombiana Víctimas de Restitución de Tierras Ley 1448 de 2011, Asocolvirt, señaló que los afectados por la aplicación de la Ley a través del programa son en su mayoría pequeños ganaderos y agricultores, personas que cuentan con máximo 30 hectáreas.
 
“Esta Ley está robando tierras y además de eso, aquí en San Alberto, Cesar, entra en vigencia la restitución de casas, con la cual les quitan las propiedades a profesores, obreros y gente del común. Esta es una problemática muy grande en la región y es realimente preocupante la situación”, precisó.
 
El representante legal de Asocolvirt mencionó que pequeños ganaderos que no tienen los conocimientos sobre la Ley y que no tienen los recursos para sustentar o conseguir un abogado por lo general son expropiados, pierden sus predios y terminan siendo maltratados por la norma.
 
Añadió que la región fue un territorio donde hubo violencia, donde prácticamente había una guerra sin cuartel, y donde el abandono del Estado era total. (Lea: La restitución de lo restituido)
 
González Reyes aseguró que si la entidad a la que él pertenece no hubiera hecho presión, y no le hubiera dicho al Gobierno que no iban a entregar ni un milímetro más del territorio nacional, de su sacrificio y esfuerzo, y del futuro de sus hijos, la Unidad de Restitución de Tierras ya hubiera acabado con todo el Magdalena medio y el sur del Cesar