Huila tampoco escapa a los efectos del verano

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Febrero 2013
compartir
Incendios forestales.jpg
Las conflagraciones se producen debido a la quema incontrolada de basura por habitantes del casco urbano. Foto: CONtexto ganadero.
Tras la ausencia de lluvias, los acueductos de algunos municipios presentan desabastecimiento de agua y los incendios forestales han arrasado con, por lo menos, 20 hectáreas de bosque vegetativo.
 
Según el informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, aún faltan dos meses para que culmine la temporada seca. El departamento de Huila no escapa a los efectos de esta época, ya que tras un mes de altas temperaturas y escasez de lluvias, empiezan a sentirse las primeras consecuencias.
 
La sequía ha generado desabastecimiento de agua en los acueductos, lo que aumenta el registro de pérdidas en cultivos como café y plátano, así ocurre en el municipio de Elías, donde las autoridades debieron iniciar racionamiento del líquido. Así mismo, en el municipio de Saladoblanco, las microcuencas que alimentan los sistemas de acueducto no producen una sola gota de agua, dejando en problemas a los habitantes de al menos 5 veredas.
 
Otros municipios afectados son Las Moras, Vista Hermosa, La Primavera, La Pirulinda y El Neme, donde los nacimientos de agua se han secado. Los habitantes de estas zonas piden extender las mangueras de los carrotanques, los cuales proveen del líquido a los hogares.
 
Así mismo, el alcalde del municipio de Saladoblanco, José Ricardo Villarreal, solicitó a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM, un estudio de la situación el cual indique los procedimientos que se deben tomar, con el objetivo de ofrecer una solución a las familias que están sin agua desde hace dos semanas.
 
Al desabastecimiento de agua se suman la quema de bosques provocados por los mismos habitantes de la zona. Hasta el momento, en Pitalito, durante el mes de enero se registraron 10 incendios que quemaron al menos 20 hectáreas de bosques y reservas naturales. En esta semana el cuerpo de bomberos ha atendido al menos 3 incendios de mediana proporción en Charguayaco y Bruselas.
 
La ganadería también se afecta
Con la sequía, los bancos de forrajes en los predios ganaderos también han sufrido las inclemencias, “las praderas están secas, lo cual deja a los animales sin comida. Pero con el programa de suplementación alimenticia, que apoya el Ministerio de Agricultura y Fedegán, la gente se ha podido abastecer para darle alimentos a los animales”, explica Jorge García Tamayo, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal en Garzón.
 
De igual forma, el profesional de Fedegán señaló la importancia de implementar bancos de forrajes, con el fin de crear conciencia sobre los planes de contingencia que se deben tomar en estas épocas, y así preparar alimentos como heno y ensilajes. (Lea Hatos autosostenibles: adversidad convertida en impulso emprendedor)
 
 
La Gerencia de Proyectos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, argumenta que tanto los inventarios de alimentos, como los recursos económicos se están agotando, lo cual disminuye las posibilidades de implementar bodegas de suplemento.