Inseguridad desanima inversión ganadera en La Mojana y San Jorge

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Abril 2019
compartir
Mojana y San Jorge inseguridad, desanimo en inversión, Guerrilla en La Mojana y San Jorge, guerrilla subsiste por cultivos ilícitos y minería ilegal, guerrilla subsiste por la extorsión, seguridad invisible, extorsión a los ganaderos, nadie denuncia, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“A las fincas llegan personas y exigen cualquier valor como contribución a la causa y no aceptan ninguna excusa”, dijo Santiago Fandiño. Foto: Diario Occidente - contextoganadero.com - El Heraldo

Esas zonas de Sucre han tenido presencia de grupos insurgentes desde hace muchos años, quienes extorsionan a los productores agropecuarios y a los agricultores. Cobran peaje por cualquier actividad económica y nadie los denuncia. En razón a ello, ganaderos no invierten en proyectos productivos.

 

La inseguridad y la extorsión en las zonas de la Mojana y de San Jorge en Sucre, tienen desanimada la inversión en la ganadería bovina, situación que últimamente se ha incrementado por el resurgimiento de la guerrilla a estas regiones del territorio colombiano.

 

Así lo manifestó Santiago Fandiño*, ganadero de estos municipios al referirse a la grave situación de la seguridad, quien dijo a la vez, que, “la guerrilla de la región subsiste por los cultivos ilícitos, la minería i legal y a extorsión”. (Lea: “En Sucre nadie habla de extorsión, pero todos somos víctimas del delito”, dijo ganadero)

 

Según el productor, el departamento de Sucre, es un corredor entre el mar y el sur de Bolívar, y en esta última región, subsisten los cultivos ilícitos, de tal manera, que los intereses de la guerrilla no son ideológicos sino netamente económicos.

 

De acuerdo con Fandiño, “cuando hay presencia del ejército la guerrilla desaparece y al irse la fuerza pública, vuelven a aparecer”.

 

Extorsión campante

 

Resaltó que en esta región la seguridad es invisible, como también lo es la extorsión a los ganaderos.

 

“Se ven personas armadas y en grupos sin ninguna insignia, pero uno sabe que son de algún grupo subversivo”, recalcó.

 

En esta zona netamente agropecuaria y agrícola, siempre cobran peaje por cualquier movimiento que se realice en estos dos sectores económicos. (Lea: Sucre vive una inseguridad generalizada, señalan ganaderos)

 

Enfatizó que, “en los momentos de cosecha de arroz cobran por el paso de las maquinas, e igualmente, por cada bulto de arroz que salga de la región”.

 

Eso mismo ocurre con la actividad ganadera pues si un animal sale de las fincas cobran peaje y si ingresa, sucede lo mismo.

 

Fandiño dijo también que, “la extorsión es generalizada. No se sabe qué grupo la realiza, lo cierto es que a las fincas llegan personas que conocen a los ganaderos de la región y exigen cualquier valor como contribución a la causa y no aceptan ninguna excusa”.

 

Antes pasaban a las unidades productivas una vez al año, pero ahora son varias veces porque son gente de varios grupos al margen de la ley.

 

De la región

 

“A veces los que cobran son gente de la misma región que resultan siendo intermediarios de los grupos insurgentes. La gente los conoce y no los denuncia”.

 

Cuando se da el caso que los delatan, resulta que al delincuente le dan casa por cárcel y el ganadero tiene que abandonar la región. Es como si las autoridades convivieran con los delincuentes. (Lea: “En el campo todos los productores pagamos extorsión”, dicen fuentes anónimas)

 

“La Mojana y San Jorge, siempre han tenido presencia de grupos al margen de la ley. Primero fue la guerrilla y sus integrantes incluso, vivían en estos municipios, luego fueron las autodefensas y ahora nuevamente se ve a la guerrilla”, reiteró.

 

La inseguridad ha reinado en estas regiones. Incluso el abigeato ha sido frecuente y recurrente. “Se dan varios casos en los que se llevan la carga completa en camiones y la Policía no los detiene. Es como si comulgarán con los delincuentes”, destacó.

 

“En esas circunstancias los ganaderos se manifiestan totalmente desanimados a realizar inversiones o participar en proyectos productivos ganaderos”, concluyó Fandiño.

 

*Nombre cambiado por solicitud del entrevistado.