Invima presentó GURI en Tolima para luchar contra ilegalidad

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Noviembre 2015
compartir
Tolima, Ibagué, Comité de Ganaderos del Tolima, Invima, Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Fondo Ganadero del Tolima, Cortolima, Asoporcicultores, Fenavi, ilegalidad, corrupción, contrabando de ganado, abigeato, plantas de sacrificio, plantas de beneficio, alcaldes de Tolima, GURI, Grupo de Unidad de Reacción Inmediata, .contexto ganadero
Representantes del sector pecuario en Tolima sostuvieron una reunión con funcionarios del Invima para analizar la situación de las plantas de beneficio. Foto: Comité de Ganaderos del Tolima.
Representantes del sector pecuario se reunieron con funcionarios de la entidad, que presentaron el Grupo de Unidad de Reacción Inmediata, GURI, para combatir la ilegalidad y la corrupción en la producción y comercio de alimentos como la carne y sus derivados.
 
El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, presentó el GURI a los ganaderos, herramienta para luchar contra la criminalidad en el sector. El objetivo es denunciar hechos como el sacrificio ilegal, el contrabando de ganado o el funcionamiento de plantas sin el permiso del Invima.
 
Víctor Hernández, profesional del GURI, explicó los ejes estratégicos del grupo. El primero es combatir la ilegalidad y la corrupción relacionadas con la comercialización de medicamentos y alimentos en general, y participar en las mesas interinstitucionales para compartir información sobre estos hechos.
 
En el caso específico de la carne, Hernández declaró que "al Invima le compete el sacrificio ilegal, el abigeato, el contrabando, porque luchar contra estos delitos es una tarea que se hace en conjunto con todas las entidades”.
 
La idea es que los ganaderos trabajen de la mano con las autoridades gubernamentales para identificar lugares dedicados al sacrificio clandestino o las vías por las que se comercializan productos de manera ilegal. (Lea: Ganaderos denuncian complicidad del Invima en sacrificio ilegal)
 
De igual manera, como el Invima debe velar porque los productos que lleguen al consumidor cumplan con todas las reglas sanitarias, el profesional se refirió al tema de las plantas de sacrificio y el decreto 1500, que establece los requisitos por los cuales se deben regir los establecimientos que manipulan los productos cárnicos y sus derivados.
 
Hernández reconoció que hay inconformismo porque algunas plantas de sacrificio no podrán cumplir con las exigencias del decreto, pero también denunció que hay otras que están trabajando a pesar de que la entidad impuso una medida sanitaria de no funcionamiento.
 
Esto se debe a que el Invima no cuenta con un inspector permanente en cada municipio. Pero, según el profesional, la vigilancia sanitaria recae sobre el mandatario local, en especial a partir de agosto de 2016 cuando el decreto 1500 entre en vigencia. (Lea: Así clasifica el Invima los frigoríficos en Colombia)
 
Los alcaldes municipales son la principal autoridad sanitaria. La tarea del anterior alcalde era inscribir las plantas de acuerdo al plan de racionalización y si no lo hicieron y no se acogen al decreto, estas plantas no podrán funcionar.”, señaló Hernández.
 
Por su parte, Carlos Gustavo Silva Villamil, presidente del Comité de Ganaderos del Tolima, dijo que el Invima presentó un informe de las plantas de beneficio del departamento, para informar a los mandatarios recién electos y que ellos tomen las medidas necesarias para acatar la norma.
 
Cumplir con el decreto no es sencillo pero debe hacerse. Hace 5 años, el Tolima fue el primer departamento que presentó un plan gradual para adecuar las plantas de beneficio. Esperamos que los alcaldes entrantes tengan un compromiso más serio con este tema, pues estaría en riesgo la soberanía alimentaria en general”, aseguró. (Lea: Nueva prórroga al Decreto 1500 afectaría desarrollo del sector cárnico: Lafaurie)
 
El representante de los ganaderos explicó que hay municipios como Planadas, Tolima, que están muy adentro de la Cordillera Central. “Entonces pensar que van a llevar carne hasta allá desde una planta regional, no es imposible pero sí una labor titánica”, dijo.
 
Según él, la recomendación del Invima es que no todos los municipios necesitan tener una planta de sacrificio. Algunos pueden tener una planta regional que atienda las demandas de otra población. Lo importante es fortalecer la cadena de frío, con cuartos y vehículos adecuados, que permitan que al consumidor final le llegue carne de buena calidad. (Lea: En Colombia no siempre se consume carne de la mejor calidad)
 
Ante cualquier delito o si desean hacer alguna consulta, los productores del Tolima pueden comunicarse a la línea de atención inmediata 2948725 y 3213877341, o al email [email protected].