Juez emite primer fallo de restitución de tierras en Tolima

Por: 
CONtexto Ganadero
07 de Diciembre 2012
compartir
Las presiones de la guerrilla han obligado a campesinos de la zona a buscar otros lugares
Las presiones de la guerrilla han obligado a campesinos de la zona a buscar otros lugares. Foto: Ministerio de Agricultura
El Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Ibagué restablece los derechos sobre 3,92 hectáreas, en la vereda de Balsillas, del municipio de Ataco, Tolima, a una familia campesina que abandonó el predio por presiones del grupo guerrillero.
 
Después de 10 años de abandono y una vez la Unidad de Restitución de Tierras cumplió con las disposiciones legales contempladas en la Ley 1448 de 2011,  se inició la fase jurídica con la presentación de la demanda el 2 de octubre de 2012 que concluyó el pasado 5 de diciembre con la sentencia que ordena la devolución del predio La Alegría.
 
A través del documento, en el cual el juez ordena la restitución material del predio, se pide a la  fuerza pública  que coordine las acciones necesarias para garantizar la seguridad del reclamante y el cumplimiento efectivo de todas las medidas establecidas en el fallo. 
 
El juez decretó igualmente medidas complementarias tales como la condonación del impuesto predial desde el abandono hasta finalizar el presente año, de acuerdo al comunicado de prensa.
 
Esta se convierte en la cuarta sentencia que se profiere en el país y la primera en Tolima. En esta zona se adelantan trámites judiciales por más de medio centenar de demandas.
 
La víctima que trabajaba en el predio junto con su núcleo familiar, fue desplazado por primera vez en 2001, en medio de la ola de violencia generalizada que se vivía en la región, y con ocasión de combates presentados entre la Fuerza Pública y la guerrilla de las FARC, junto con él se registra un desplazamiento masivo que involucró a 800 campesinos de la zona.
 
En el año 2003, el solicitante y su familia deciden retornar con la esperanza de poder restablecerse en la zona; sin embargo, nuevos hechos de violencia generan su salida definitiva del municipio. Desde entonces, el predio ha estado abandonado.