Las malas prácticas a la hora de vacunar

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Noviembre 2015
compartir
Puerto Berrío, Antioquia, Vacunas, Aplicación de biológicos, Manipulación de vacunas, Red de frio para vacunas, Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, .fedegán, .contexto ganadero
Ganaderos de Puerto Berrío asistieron a un taller sobre aplicación de biológico organizado por Fedegán-FNG y Coregán. Foto: Javier Saldarriaga.
Muchas veces los ganaderos no tienen en cuenta cuáles deben ser los cuidados al momento de manipular un biológico, pues están acostumbrados a prácticas tradicionales que es necesario revaluar.
 
El mal manejo de las agujas o las fallas en la conservación de las vacunas son errores comunes en los productores que no han recibido asesorías de médicos veterinarios o profesionales en el tema.
 
Luis Javier Saldarriaga, profesional en Puerto Berrío de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, explicó algunas de las malas prácticas en la manipulación de vacunas que tienen los ganaderos en su región.
 
La gente todavía es muy informal y tiene costumbres como llevar el biológico al corral en una bolsita con hielo o incluso en la mano. Pegan las agujas en los sombreros o en las alforjas, o llevan las jeringas sucias, o apenas lavadas en aguas, y las vuelven a utilizar”, dijo.
 
Este tipo de prácticas inciden en la calidad del biológico y afectan la inmunidad que genera. Para él, la zona tiene una concepción errada de lo que es una planificación sanitaria, un aspecto de gran importancia que se debe aplicar en todo predio. (Lea: El uso y abuso de medicamentos en la ganadería)
 
En lugar de elaborar un plan para todo el año, los ganaderos aprovechan los ciclos de vacunación contra fiebre aftosa y brucelosis y hacen todas las actividades sanitarias del año al mismo tiempo, como suministrar vitaminas o purgar. Esta práctica perjudica la salud del bovino.
 
Lo que pretendemos es que la gente planee desde enero lo que va a hacer durante el año. Cualquier vacunación debe hacer parte de un plan sanitario y un esquema de vacunación diseñados con asesoría de un médico veterinario”, indicó el profesional.
 
Para ello, Fedegán, ha impulsado programas como Salud Animal, con el ánimo de corregir estas faltas y capacitar a los trabajadores del sector pecuario para que tengan un hato sano y libre de enfermedades. (Lea: Fedegán mantiene el precio del biológico contra la fiebre aftosa)
 
El día jueves 12 de noviembre, la Federación y el Comité de Ganaderos de Puerto Berrío, Coregán, organizaron un taller teórico-práctico sobre aplicación del biológico, que incluyó el aprendizaje de Buenas Prácticas Ganaderas, BPG.
 
Se trataron temas como el manejo adecuado de las vacunas, la dotación de equipos para conservarlos, el trabajo de ganado en corrales con BPG y Bienestar Animal, donde se trabajó el manejo de animales en corral cuando se hacen prácticas como vacunaciones, tratamientos o baños, entre otros.
 
“Los ganaderos deben tener buena dotación de equipos, que estén siempre bien conservados y limpios. Además, deben tratar bien a las reses, sin gritarlos ni maltratarlos, para que los biológicos encuentren un animal dispuesto para generar inmunidad”, manifestó Saldarriaga.
 
De igual forma, se capacitó en la correcta manipulación de vacunas con una red de frío, indispensable para su conservación. Estas deben ser guardadas con una temperatura entre 3 y 8 grados centígrados.
 
El cuidado en la red de frío incluye todo el proceso de distribución. El biológico debe transportarse en un termo con suficiente refrigerante y luego debe almacenarse en la finca en una nevera dispuesta únicamente para las medicinas veterinarias. (Lea: Vacunas defectuosas podrían fortalecer los virus, según estudio)
 
Al sacarlo al corral, debe hacerse en un termo con suficiente hielo, de modo que en el único momento en que esté expuesto a temperatura ambiente sea cuando haya que aplicarlo.
 
Todos los biológicos tienen un estándar de manejo, se aplican de la misma manera y en el mismo sitio, se conservan en la red de frío. La única diferencia es la dosis por animal, que depende de factores como la raza o la condición corporal”, aclaró el profesional. (Lea: Consecuencias de la aplicación errónea de vacunas en reses)
 
Finalmente, Saldarriaga recordó que el ganadero debe contar con la asesoría y el acompañamiento permanente de un médico veterinario, quien es responsable de la sanidad de la zona.