Libardo Gómez Prada, una vida dedicada a la ganadería en Arauca

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Septiembre 2021
compartir
Arauca, Tame, Comité de Ganaderos, Libardo Gómez Prada, San Vicente de Chucuri, Santander, Medellín, Asocebú, brahman puro, mejoramiento genético, toretes, carretera, capital del país, camiones, transporte de ganado, desplazamiento forzado, La Pradera, vacas, violencia, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Libardo Gómez Prada fue un ganadero reconocido en Arauca y a nivel nacional por el aporte que hizo a la ganadería y que le mereció la máxima orden de Asocebú. Foto: lavozdelcinaruco.com

Hablar de Libardo Gómez Prada en Tame y en general en Arauca es referirse a una persona que hizo historia, no solo en el departamento sino a nivel nacional.

 

Aunque nació en San Vicente de Chucurí (Santander), el 23 de mayo de 1939, su vida como ganadero la desarrollo en Tame (Arauca), pero falleció en Medellín cuando participaba en una feria de Asocebú.

 

Fue cofundador del Comité Regional de Ganaderos de Tame, y aparte de eso realizó distintos aportes a la ganadería del departamento.

 

William Tejeiro Atuesta, gerente actual del comité señala que hablar de Libardo Gómez Prada en el departamento de Arauca es hablar del pionero en muchos aspectos de la ganadería para esta región del país, este hijo adoptivo del municipio de Tame al que amó y del que un día dijo “para saber cuánto vale Tame, es que le haya tocado a uno irse de Tame”. (Lea: Gremio ganadero de Tame fomenta el consumo de carne)

 

En el año 1972 vía área introdujo al departamento de Arauca el primer toro brahman puro, un ejemplar que lo compró a don Misael Espinosa en 1500 pesos, empezando así su carrera en el mejoramiento genético, desde ese momento hasta el día de hoy los toretes de dicha hacienda han enriquecido la genética de cientos de ganaderías araucanas.

 

Por la misma época junto con un grupo de visionarios y entusiastas ganaderos fundaron lo que hoy día es el Comité Regional de Ganaderos de Tame, una institución que es referente nacional del adecuado funcionamiento de la gremialidad.

 

“Para esa época don Javier Gómez y don Libardo, presidente y vicepresidente del Comité, en un acto de total desprendimiento y de compromiso gremial a través de préstamos personales se hicieron a los recursos necesarios para dotar a la institución de los predios con ubicaciones estratégicas que le permiten hoy grandes ventajas; compromiso que durante 46 años don Libardo honró permaneciendo siempre al día con sus obligaciones como agremiado del comité”, recuerda Tejeiro.

 

Además, desde el comité regional lideraron lo que se conoció como el “comité pro carretera” que se encargó, con el apoyo del entonces presidente Julio César Turbay, de conectar lo que se presentaba como el Tapón de Sacama – La Cabuya, un estrecho de tierra que interrumpía la comunicación terrestre entre el departamento de Arauca y la capital del país (vía de los libertadores).

 

Hecha la vía fue don Libardo el primer ganadero en embarcar en camiones ganado hacia Bogotá, “fueron 60 toros que le había comprado a don Campo Elías Gómez”. (Lea: ¿Quién se acuerda de Tame?)

 

En agosto de 1986 se encargó de organizar la primera feria exposición agropecuaria del municipio de Tame, desde entonces se han realizado 32 versiones, sin que don Libardo hubiera dejado de ser fiel animador de cada una de ellas, haciendo presencia con nutrida exposición de animales.

 

Pero, sostiene Tejeiro, “definitivamente de Libardo Gómez lo que más se debe destacar es su don de gente, de buen anfitrión, su facilidad para servir, para ayudar, para dar, para reponerse a las adversidades más grises por las que puede pasar un ser humano; recordamos cómo luego de seis años de desplazamiento forzado en 2007 regresó a su tierra, hacienda La Pradera en la vereda La Holanda, municipio de Tame, a empezar de nuevo a andar en carro de línea y a lomo de caballo, a operar él mismo un viejo Ford 6.610 para “rolearle” los potreros a sus vacas puras, aquellas de las que jamás quiso prescindir aun a pesar del inminente peligro de la violencia de esos días, aquellas que lo acompañaron en su periplo del desplazamiento forzado, que fueron su orgullo y en las que solazo viéndolas criar terneros hechos por embriones y cuya pasión lo hizo merecedor del más alto reconocimiento a un criador de ganado, la medalla Fajil E. Ghisays de Asocebú”.

 

Libardo Gómez Prada, un hombre de una tenacidad difícil de equiparar, un pionero de la ganadería tecnificada en Arauca, un hacedor de patria, un referente, un campesino trabajador incansable de una actividad que amó: la ganadería, concluye el actual directivo del comité haciendo la semblanza de este ganadero que dejará huella en la actividad productiva.