No es posible la triangulación en la subasta de leche en polvo, asegura el FEP

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Marzo 2018
compartir
 Subastas de leche en polvo colombiana, posible triangulación, preocupación de ganaderos, ganaderos aportan recursos parafiscales para el subsidio, no es posible triangulación, FEP,  CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“El esquema de las subastas será un evento de comercialización que se realizará cada ocho días”, anunció Augusto Beltrán. Foto: Fyrtex.com
La preocupación de los ganaderos sobre la posible triangulación en la comercialización de leche importada por colombiana, no es posible dado que el Fondo de Estabilización de Precios controla que eso no suceda.
 
La subasta de leche en polvo colombiana realizada hace ocho días por la Bolsa Mercantil de Colombia ha motivado una serie de reacciones por parte de los ganaderos quienes consideran que es un avance para evacuar este producto del mercado, pero tienen la preocupación de que sea usado para triangular con producto importado. (Lea: Ventas en la primera subasta pública de leche en polvo ascendieron a 300 toneladas)
 
Para Javier Ardila, gerente de la Hacienda Casa de Lata de Chiquinquirá, la subasta es una alternativa para evacuar la leche en polvo almacenada, y además, de sustituir parte de este producto importado por leche nacional.
 
Se nutre con un porcentaje del dinero que los productores de leche pagamos en impuestos parafiscales todas las veces que vendemos un litro de leche. “Es un aporte de los productores a través del Fondo de Estabilización de Precios –FEP, a las empresas que reciben este subsidio”, agregó.
 
“Es un avance de comercialización del cual todos los agentes del mercado nos beneficiamos. Para la industria es costoso mantener inventarios, y al evacuarlos, es posible que se aleje el fantasma de reducción del precio pagado al productor que es lo que anhelamos los ganaderos”, puntualizó Ardila.
 
Necesitan precio económico
 
“Me parece una buena medida que los excedentes de leche los transformen en polvo para guardar y después en los veranos largos los subasten”, dijo Marcela González, administradora y zootecnista de la Hacienda Albania de Lácteos Jersey. (Lea: Subasta de leche en polvo: buena pero desconocida)
 
 “Los que van a comprar necesitan un precio económico para ofertar y este debe ser inferior al precio internacional”, añadió.
 
Otro ganadero que pidió reserva de su nombre, opinó que la industria compra esa leche más barata. “En cambio a los productores primarios no nos aumentan el precio de venta”, explicó.
 
No es descabellado que estén vendiendo leche importada en la subasta, porque acá en Colombia casi no hay pulverizadoras. Además si sobrara leche no habría importación de la misma”, opinó.  (Lea: El mito de la enlechada)
 
Carlos Andrés Pinilla, presidente del Comité de Ganaderos de la Hoya del Río Suárez, señaló que le parece bien que utilicen el dinero de la cuota parafiscal para compensar el precio de la tonelada, pero reveló su inquietud sobre el control. “Cuál será el mecanismo del Ministerio de Agricultura para verificar que la leche realmente sea colombiana y no vayamos a estar subsidiando leche proveniente de Nueva Zelanda, de Estados Unidos o de cualquier otro país”, preguntó.
 
Control y ley
 
Frente a las inquietudes presentadas por los ganaderos,Augusto Beltrán, secretario técnico del FEP, señaló que “todo el esquema de la subasta y el de sus participantes es controlado por el FEP. Legalmente no es posible pensar que suceda una triangulación de leche importada con el producto nacional”, expresó.
 
Tenemos una organización que nos permite identificar que la empresa que participa es cumplidora de la Ley 17 de 2012 que se refiere a los precios pagados al productor, y si ha sido beneficiada con el pago de compensaciones, no puede importar.
 
Comunicó que los recursos del FEP proceden de un aporte del 16,6 % de la cuota de fomento ganadero y lechero, que por ley deben destinarse a la compensación de los precios de leche a nivel nacional. (Lea: Así queda la compensación para regular el mercado interno de la leche)
 
“En la subasta realizada el 8 de marzo se compensó un millón 400 mil por cada tonelada que se negoció y se comercializaron 300 mil. Tomamos el promedio del precio internacional como referencia que fue de USD3.148, el equivalente a $ 9 millones tonelada”, indicó.
 
“El esquema de las subastas será un evento de comercialización que se realizará cada ocho días”, anunció Beltrán.