Reacciones encontradas tras elevado aumento en cifras del ciclo II de 2017

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Febrero 2018
compartir
Resultados II Ciclo vacunación fiebre aftosa 2017, II Ciclo vacunación fiebre aftosa 2017, segundo ciclo vacunación fiebre aftosa 2017, segundo ciclo de vacunación 2017, II Ciclo vacunación fiebre aftosa Colombia 2017, I Ciclo vacunación fiebre aftosa Colombia 2017, ciclos vacunación fiebre aftosa Colombia 2017, ciclo de vacunación aftosa colombia, ciclo de vacunación aftosa colombia noticias, ICA, ica colombia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
El hato ganadero en Colombia estaría por encima de los 26 millones de bovinos. Foto: Diego Eduardo Ríos
CONtexto ganadero consultó a líderes gremiales y expertos del sector, a propósito de los resultados del II ciclo de vacunación contra fiebre aftosa y brucelosis del 2017, que evidenció un crecimiento de casi 8% en el número de animales inoculados.
 
De acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, en la segunda campaña que se llevó a cabo entre octubre y diciembre de 2017, se vacunaron 26 millones 026 mil 282 animales, de los cuales 25 millones 692 mil 302 son bovinos y el resto son bufalinos.
 
El informe señala que se alcanzó una cobertura del 97,87 %, pues la población marco de ganado vacuno es 26 millones 256 mil 438. Así pues, los resultados muestran un incremento del 7,8 % en el número de animales inoculados con respecto al primer ciclo del mismo año, así como un 12% comparado con el año anterior. (Lea: Así se realizaron los ciclos de vacunación contra aftosa en 2017)
 
Estos números han generado controversia al interior del gremio, pues mientras que el ICA y los operadores del ciclo, la Cuenta Nacional de Carne y Leche (CNCL) y Fiduagraria, se felicitan por la amplia cobertura, otros cuestionan el considerable aumento de la población bovina.
 
Para Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, estos números llaman la atención porque no se explica cómo puede haber crecido la población en 1 año o en 6 meses.
 
“Considero que las cifras se deben someter a un proceso de auditoría, sin decir que estén diciendo mentiras, pero no es posible que se haya dado esa alza, cuando año tras año venía una dinámica sin variaciones tan marcadas”, dijo. (Lea: Concluyó el segundo ciclo de vacunación del 2017)
 
Para el experto, resulta impensable que luego de varios años de golpes a la ganadería, como la ola invernal de 2010-2011 y el fenómeno de El Niño que siguió después, provocando graves pérdidas en el hato nacional, la población de vacunos se haya elevado tanto en un año.
 
“Me llama la atención que el ICA ha tenido un desempeño cuestionable, no solamente en el sector bovino. Primero fueron los brotes de fiebre aftosa, luego la enfermedad de Newcastle en los pollos, ¿será que el ICA se descuidó con la minería de datos? Yo diría que sí, porque hay muchas denuncias por las fallas en el registro de información con respecto al ciclo”, aseguró.
 
 
Opiniones de los ejecutores del ciclo
 
De otro lado, CONtexto ganadero consultó a líderes de Organizaciones Ejecutoras Ganaderas Autorizadas (OEGAs), los comités y asociaciones que estuvieron al frente de realizar las vacunaciones en cada región para conocer su opinión sobre los resultados.
 
Por ejemplo, Luceni Muñoz Bermeo, directora ejecutiva del Comité de Ganaderos de Huila, manifestó que su proyecto local logró cubrir predios y animales hasta un 107 %, comparado con la campaña anterior, que atribuyó a la consecución de más programadores, uno por cada municipio.
 
Eso permitió una mayor identificación de predios que no estaban en el censo ganadero. Por consiguiente, se logró incrementar nuestra cobertura vacunal”, precisó. (Lea: A un mes de iniciar el ciclo, ICA no ha designado ejecutores para 27 zonas)
 
De otro lado, Giovanni Pinilla, representante legal de la Asociación de Ganaderos del Valle de Ubaté, explicó que esto podría haber ocurrido como reacción a los brotes de aftosa que se reportaron en el segundo semestre del año pasado y que ocasionaron una grave crisis.
 
“Esta vez no se aceptaron vacunaciones parciales, que los ganaderos eran muy dados a eso y los vacunadores no lo reportaban. El hecho de que hubo un brote de fiebre aftosa alertó a los ganaderos, lo que hizo que ellos le cogieran miedo a que sus fincas pudieran ser objeto de la enfermedad”, puntualizó.
 
De igual manera, reconoció que una mayor disponibilidad de personal, tanto de programadores como vacunadores, pudo haber incidido en el incremento, aunque reclamó a la CNCL y al ICA para que recuerden la labor de las asociaciones ganaderas.
 
“Este aumento fue un trabajo de los comités, no solamente de la cuenta. A veces pienso que la cuenta se quiere atribuir todos los éxitos y no es así, pues nosotros somos los que conocemos la región y sabemos cuál es la logística”, aseguró.
 
 
Datos de últimos 4 ciclos
 
En cambio, Cubillos insistió en la extrañeza por las cifras. Según el ICA, en el ciclo I de 2016, se vacunaron 22 millones 519 mil 664 bovinos. En el ciclo II, fueron 23 millones 228 mil 783, esto es 709 mil 119 más.
 
En el ciclo I de 2017, la cantidad de vacunos inoculados aumentó en 906 mil 609, para un total de 24 millones 135 mil 392. En esta ocasión, se vacunaron más del doble de animales más: 1 millón 890 mil 890. Entre 2016 y 2017, el hato aumentó en poco menos de 2 millones y medio.
 
También se refirió a las diferencias con la forma como se registraba la información cuando el operador era el Fondo Nacional del Ganado, FNG. En aquella época, tanto el FNG como los comités sabían en tiempo real cuál era el número de animales que se iban vacunando, y todos llevaban sus propios registros que luego comparaban al finalizar la campaña, algo que no es así en la actualidad.
 
“El total de predios subió más de 80 mil. Hay que auditar, porque los resultados parecen infundados. En 2016, la CNCL tuvo quejas de ganaderos porque muchos habían dejado de vacunar y aun así lograron ampliar la cobertura”, concluyó el funcionario de Fedegán.