“Reducir los ciclos productivos mediante la genética, es el negocio”, dice Gabriel Jaramillo

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Noviembre 2018
compartir
Desarrollar genética es el negocio, Nelore ciclo corto, reducir tiempos de producción, hembras preñadas a los 10 meses de edad, producción de comida, certificado CEIP, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
Pie de foto “Se nos abrió un campo espectacular en el mundo de la genética bovina Nelore”, dijo Gabriel Jaramillo. Foto: Nelore: Centro el Remanso
El empresario invitó a los ganaderos colombianos a desarrollar el tema de la genética para reducir los ciclos productivos.
 
Desarrollar la genética de tal manera que si una hembra nace en enero, en noviembre del mismo año ya debe estar preñada, esto se llama reducir el ciclo de producción. Nosotros lo hicimos y es un esquema de gran desarrollo genético que ha funcionado de manera exitosa.
 
Según Gabriel Jaramillo Sanint de la Hacienda San José en el Vichada, “esa es la visión que deben tener los ganaderos de Colombia”. (Lea: Hacienda San José le apuesta en grande para producir carne en Colombia)
 
Durante su conferencia en el 36 Congreso Nacional de Ganaderos realizado en la ciudad de Barranquilla el pasado 22 y 23 de noviembre manifestó que, “otros sectores ya lo han hecho. Así sucedió con el pollo y con el ganado porcino y en el hato bovino debemos hacer lo mismo”.
 
“Para eso se deben ajustar todos los esquemas productivos de la unidad productiva ganadera”, recalcó Jaramillo un exbanquero de toda la vida quien luego de conocer los más pequeños detalles de la producción de la raza Nelore en Brasil, a los 60 años de edad decidió incursionar en este negocio en Colombia.
 
El negocio de los ganaderos es producir la comida para el mundo y la ganadería bovina permite hacerlo. La carne nuestra llegará sin mayores inconvenientes a los mercados nacional e internacional porque es de buena calidad precisamente porque proviene del pastoreo.
 
Este es un negocio que es muy accidentado por los constantes cambios en diferentes frentes de la economía. Por lo tanto, el Estado debe garantizar una estabilidad en las reglas de juego porque esto genera confianza inversionista, y por ende, el productor no pierde su dinero.
 
Ciclo corto
 
“Tuve la oportunidad de incursionar en la producción de ganado Nelore de ciclo corto y se nos abrió un campo espectacular en el mundo de la genética bovina, y el ganado en sí, esta es la aplicación de ese conocimiento científico a la vida diaria del ganadero”, aseveró el empresario.
 
Hemos podido presentar al sector un toro que le da la seguridad al ganadero de lo que está comprando.
 
Es un macho con un alto nivel de selección meritocratica, y por lo tanto, toro es toro y transmite lo que el ganadero precisa que transmita.
 
Hemos creado 5 tipos de animales: súper precoz más y súper precoz plus, que son los animales que se preñan entre 10 y 12 meses. (Lea: Conozca la pionera en embriones Nelore de Brasil)
 
De igual manera ha logrado otros que son: súper precoz que se preñan a los 14 meses; el precoz que son los que se preñan entre 16 y 18 meses y el animal convencional que se preña de los 18 meses en adelante.
 
Aceptación del mercado
 
Hicimos el primer remate de ganado Nelore de ciclo corto y tuvimos una sorprendente aceptación. Asistieron 300 ganaderos de todo el país, particularmente de la Costa Caribe, de los Llanos orientales y de Antioquia, entre otros.
 
“Los precios al que vende siempre le parecen bajos y al que compra le parecen altos, pero quedamos satisfechos”.  
 
Es un ganado muy especial porque tienen el certificado CEIP del Ministerio de Agricultura de Brasil.
 
Son toros nacidos en Colombia pero que siguen todo el protocolo de mejoramiento genético y realmente son los primeros toros de carne tropical de Colombia.
 
A estos animales se les puede abrir el capo para ver el motor adentro porque quien los compra con ese registro sabe el contenido y la potencia genética que tiene el animal que no se tiene en Colombia. (Lea: Modelo de ciclo corto es más productivo y menos costoso)
 
Se remataron 55 animales: receptoras F1 angus con embrión Nelore ciclo corto, hembras de vientre preñadas Nelore, vacas paridas y 8 toros con la mencionada certificación CEIP.
“Invito a los ganaderos de Colombia a pensar en desarrollo genético para alcanzar una productividad sustentable y a que repliquen mi modelo”.