Residuos químicos en leche informal, mal a erradicar en Colombia

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Febrero 2016
compartir
leche con residuos de antibióticos
La leche que se queda en el mercado informal no cumple las mismas condiciones de inocuidad en comparación con aquella que se vende en el comercio formal y con registro Invima. Foto: www.infocarne.com.
Los ganaderos de Colombia que comercializan leche cruda e informal ponen en riesgo la salud pública, al dejar en el mercado un lácteo sin inocuidad. En muchos casos el lácteo posee residuos de fármacos y preservativos.  
 
Los productores de lechería especializada en Colombia han aprendido a generar un líquido inocuo, a pesar de las dificultades climáticas, pagos bajos por litro y altos costos de producción. Sin embargo, otros siguen comercializando leche o derivados lácteos con restos de antibióticos u otros medicamentos, debido a que se facilita su venta en el mercado informal, a través de intermediarios, que no restringen la compra del producto como sí lo hacen las grandes industrias, debido al riesgo en la salud pública que genera poner en el mercado alimentos con residuos químicos.
 
Otros ganaderos, en especial los medianos y grandes, cuando sus vacas se enferman y acuden a uso de medicamentos para contrarrestar patologías, no esperan a que los residuos salgan del cuerpo de los animales y proceden a ordeñar.
 
Una fuente consultada por CONtexto Ganadero, que pidió reserva de su nombre, aseguró que la leche “nunca se desperdicia y como la industria la rechaza entonces la dan de alimento a las terneras”. Expertos en salud animal consideran que este producto con químicos solo tiene un futuro y es desecharla. (Lea: Uso indebido de antibióticos en vacunos, una mala praxis ganadera)
 
Víctor Manuel Fajardo Becerra, presidente de la Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán, explicó que los empresarios bovinos han sido conscientes de la producción inocua porque la industria castiga a quienes intentan vender un alimento con residuos de medicamentos.
 
El control de los restos de fármacos usados en la ganadería de leche se incentivó a raíz de las exigentes pruebas que adelantan las empresas lácteas. Dentro de sus protocolos, el uso de antibióticos es castigado. Con base en ello se ha generado la cultura de respetar el tiempo de retiro del químico cuando se usa en las fincas”, ahondó Fajardo Becerra.
 
Pese a eso, afirmó que la situación es distinta en predios de pequeños ganaderos que se encuentran en zonas apartadas, quienes elijen vender su producto en el mercado informal. De igual manero recordó que en el país desde hace varios años se habla del monitoreo a la inocuidad del producto en laboratorios, medida que “no se pone en marcha” cuando debería usarse para controlar la producción de lácteos libres de antibióticos en todos los rincones de Colombia con pruebas de calidad.
 
“La venta de leche a intermediarios o para hacer quesos, por parte de ganaderos que no proveen a industrias organizadas, es que pueden verse residuos de antibióticos en el alimento; es una triste realidad”, aseveró el representante gremial en Boyacá.
 
Habla Víctor Manuel Fajardo Becerra de Fabegán
 
Fabio Trujillo Benavides, presidente de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos de Nariño, Sagán, aseguró que la leche del departamento es inocua y de alta calidad porque los productores aprendieron que son resposables de la generación de un alimentos para el consumo humano, sin olvidar los castigos a los que se verían expuestos si ofrecen un producto con medicamentos o preservativos a las grandes industrias.
 
“Las plantas son estrictas en ese control y ponen sanciones. Se castiga con devolver la leche, no la compran y si reinciden pueden perder su condición de proveedores a la industria”, anotó Trujillo Benavides. (Lea: Drogras para bovinos prohibidas en Colombia por efectos cancerígenos en humanos)
 
Para el presidente de Sagán, la toma de consciencia recae en el pequeño, mediano y grande ganadero de leche de Nariño. Y sin duda, los de menos producción diaria se han asociado y adquirido tanques de almacenamiento en frío, en los cuales se conserva un alimento de alta calidad. 
 
Pese a esto, manifestó que dentro de la informalidad del mercado lácteo sí es viable que se encuentre el comercio de alimentos sin inocuidad y con el riesgo de que tengan residuos de antibióticos. “Es posible en los ganaderos aislados, que no tengan claro el tema de inocuidad, pero son la inmensa minoría e iremos mejorando en eso”, apuntó.
 
Mauricio González Cancelado, presidente de la Asociación de Ganaderos del Altiplano Cundiboyacense, Asogaboy, señaló que desde años atrás, desde el Fondo Nacional de Ganderos FNG, se ha impartido conocimiento sobre el manejo adecuado de antibióticos en la ganadería de leche con resultados satisfactorios.
 
La dificultad actual está en que ese aprendizaje no cubre algunas zonas apartadas y a pequeños ganaderos donde es viable que la leche se comercialice con residuos químicos. Según el presidente de Asogaboy, "para eso hace falta la intervención del Estado. Es necesario llegar a las regiones lejanas y a más ganaderos para que se dé el manejo adecuado al uso de antibióticos”.