SOS Boyacá

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Febrero 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Heladas, Boyacá, cundinamarca, heladas Cundinamarca, heladas Boyacá, clima, clima colombia, Verano, Sequía, sequía cundinamarca, sequía boyacá, fedegan, Analac, sos boyacá
Las bajas temperaturas han ocasionado graves daños sobre los pastos y forrajes. Foto: @SandraOrtizN.
Una situación crítica está afectando a los productores de leche del altiplano cundiboyacense. Las heladas extremas presentadas entre enero y febrero de 2020 han causado enormes estragos y pérdidas económicas incalculables, dejando a los ganados sin alimento.    

 

Con el paso del tiempo, las heladas de inicio de año parecen tornarse más crudas, por ejemplo, en el municipio de Aquitania, en Boyacá, se registraron temperaturas hasta de -11º C, mientras que en otros puntos del altiplano los productores reportaron bajas de temperatura entre -6 y -3º C. La situación ha llegado a tal nivel de gravedad que varios productores de leche, por estos días, tomaron la decisión de vender su ganado y acabar con la producción láctea. (Lea: Fue declarada la calamidad pública en parte de Boyacá)

 

Si bien los productores medianos y grandes se habían abastecido previamente con forrajes conservados y agua, estos fueron escasos para un verano tan intenso como el actual, que su- pera la temporada de calor en 2010 y que sirvió́ como antecedente de preparación.

 

El desabastecimiento de agua y el deterioro del pasto ha sido realmente dramático y ni por más ayudas y buenas intenciones de las gobernaciones y del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR, ha sido posible que varios productores se mantengan en el negocio. Los auxilios suministrados exclusivamente para pequeños productores resultaron insuficientes para estos y dejan también por fuera a medianos y grandes productores, que desde luego también están afectados.

 

En Boyacá, 59 municipios fueron azotados por las heladas, mientras que en Cundinamarca se han reportado daños en 20 municipios. (Lea: Así se comportaría el clima en Boyacá y Cundinamarca en febrero)

 

Salvavidas para el sector

 

En su más reciente columna, José Félix Lafaurie Rivera, presidente de Fedegán, manifestó su preocupación ante la situación que se viene presentado en el Cundinamarca y Boyacá.

 

Los lecheros de Cundinamarca, Boyacá y demás departamentos afectados por las heladas, en su mayoría pequeños ganaderos, no solo tienen nuestra solidaridad, sino nuestra gestión ante el Gobierno por medidas efectivas para superar la crisis”, indicó el dirigente gremial.

 

Por su parte, a través de una carta, la Asociación Nacional de Productores de Leche, Analac, hace un llamado urgente de auxilio al Gobierno Nacional para que ayude a los productores de leche, tanto pequeños, como medianos y grandes del altiplano cundiboyacense, pues todos están inmersos en esta crisis tan lamentable. (Lea: Programa de alimentación bovina atiende a productores de Boyacá y Cundinamarca)

 

En primer lugar, se le pide al MADR que a los productores afectados les subsidien por dos meses el valor del transporte de la leche de las fincas al sitio de acopio. Esta medida ayudaría a subsanar una parte de las pérdidas económicas por la falta de producción del líquido, ante el deterioro del pasto, porque hasta mayo se volverá a tener un forraje adecuado. La ventaja de esta estrategia es que puede implementarse de manera inmediata y, con la ayuda de la Unidad de Seguimiento de Precios, USP, es viable determinar a qué productores del altiplano les corresponde recibir este auxilio.

 

Como segunda maniobra, se solicita que a los créditos que tienen vigentes los productores se les disminuya la tasa de interés a un DTF -2 % efectivo anual; esta medida es necesaria implementarla tanto con la banca estatal como con la banca privada, e incluso con cooperativas y entidades microfinancieras. 

 

Una tercera estrategia sería a través de Finagro, para que se puedan reestructurar los pasivos de aquellos productores de leche que están endeudados, con la banca estatal o privada, para dar cumplimiento satisfactorio de los mismos, evitando embargos y/o una mala calificación financiera por las dificultades en el pago de cartera. Se busca también que no se vea afectada la calificación de cartera por el efecto de la consolidación de pasivos, ya que esta medida afectaría el otorgamiento de futuros créditos. (Lea: Pérdidas por más de $30 mil millones suma la ganadería por afectaciones climáticas)

 

Una cuarta petición es la creación de una línea de crédito de desembolso automático para productores afectados por las heladas con ICR al DTF -2 % para pagar a tres años.

 

En quinto lugar, se solicita a la CAR y a Corpoboyacá una mayor celeridad en el otorgamiento de concesiones para la captación de agua, dadas las condiciones de la actual temporada.

 

Finalmente, Analac pide que los productores que ordeñan más de 50 vacas tengan como auxilio el acceso a maquinaria y puedan conseguir infraestructura para almacenar la comida del ganado en forma de henolaje, heno y/o silos. Es fundamental recalcar que este rango de productores también necesita apoyo, ya que las ayudas ofrecidas por el Estado son entregadas solo a los más pequeños. (Lea: Hasta abril temperatura estará por encima del promedio)