Vacas trihíbridas resisten mejor la sequía y producen leche de calidad

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Marzo 2017
compartir
raza trihíbrida de ganado
El primer paso para sostener la lactancia en la finca es tener alimento de calidad para cada rumiante. Foto: Tomadas de generalidadesdelaganaderiabovina.blogspot.com / faviantamayo.es.tl.
En Atlántico se encuentra una finca de lechería comercial con animales trihíbridos que se mantienen en buenas condiciones a pesar del intenso verano. Hartón del Valle, Pardo Suizo y Sueco Rojo es el cruzamiento que se destaca en el predio.
 
Celeste Volpe, ganadera y dueña de la finca Ayacucho, decidió apostarle a los rumiantes trihíbridos. La mujer ha encontrado la forma de sostener de manera estable una lechería comercial en el municipio de Sabanalarga, entre Campeche y Baranoa.
 
La mediana productora le apostó hace varios años a este cruzamiento y ha comprobado un alto rango de adaptabilidad de las vacas a la zona baja del país, sin que eso represente una menor producción láctea.
 
El primer paso para sostener la lactancia en la finca es tener alimento de calidad para cada rumiante. Para ello, Celeste cosechó millo y pasto de corte. (Lea: Aquiles Trevisi, el ganadero que le canta al Cebú)
 
Ambos suplementos son fuente vital para evitar que la producción de leche caiga y, según la productora, los trihíbridos pueden vivir con heno y pasturas, sin necesidad de invertir en concentrados, que en la actualidad se encuentran con un alza superior al 50 %.
 
“Yo me he preparado para el verano y estoy bien, pero sí ha bajado un poco la producción de leche por el verano. Nosotros damos lo que sembramos, todo a base de pastos para hacer heno y algo de granos. No es lechería especializada y por eso puedo mantener la producción con vacas que son económicas de alimentar y más cuando el 95 % de la comida se da en la finca”, expuso Volpe.
 
Escuche las palabras de la productora
 
Una de las ventajas de los trihíbridos que destacó la productora, en medio de la ausencia de pasturas y agua, es su resistencia, ya que a pesar de estar expuestos a elevadas temperaturas y a las pérdidas de peso que conlleva el consumo de praderas menos frescas, no han disminuido la calidad de la leche que producen.
 
De igual forma, confirmó que no se ha visto en la necesidad de descargar la finca porque ha aplicado 3 claves que considera fundamentales en su objetivo de sostener su negocio: fabricación de suplementos, nutrición de calidad y raza trihíbrida comercial, adaptable al trópico bajo. Las vacas de Celeste producen entre 6 y 8 litros de leche al día.
 
Así es cada una de las razas: 
 
Rojo Sueco
 
La bos taurus se adapta al trópico colombiano. Se identifica por producir leche en altos volúmenes y con sólidos totales favorables.
 
Según Elkin Ruiz, director ejecutivo de la Asociación de Criadores Ayrshire de Colombia, el Rojo Sueco es un animal rústico que produce leche de la más alta calidad y se ha empleado en cruzamientos con razas cebuínas para mantener lecherías en zonas bajas del país. (Lea: Pardo Suizo y Braunvieh, razas especializadas en leche y carne)
 
“Hemos venido viendo las cualidades de los animales y predominan su resistencia y los buenos niveles de producción de leche leche, estosin descuidar la calidad composicional de la misma”, dijo Ruiz.
 
Pardo Suizo
 
El bos taurus también es una raza especializada en lechería como el Sueco Rojo. Se valora la producción de un líquido con altos sólidos totales, el cual es apetecido en la fabricación de quesos y demás derivados lácteos.
 
Adriana Solano Dachiardi, presidenta de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Pardo Suizo & Braunvieh, Asopardo, manifestó que la leche Pardo Suizo alcanza promedios de 4.1 % en grasa  y 3,6 % en proteína para un total de 13,3 % de sólidos totales, con alto contenido de kappa-caseína.
 
Hartón del Valle
 
La raza criolla de Colombiana se adapta a todos los pisos térmicos del país. Como valor propio, tiene la habilidad combinatoria en cruzamientos con ejemplares bos taurus y bos indicuos, según confirmó José Antonio Velázquez, director ejecutivo de la Asociación de Criadores de Razas Criollas y Colombianas, Asocriollo.
 
Con los cambios climáticos actuales, esta raza criolla y todas ellas en general, se convierten en la alternativa para desarrollar producciones de leche y carne en Colombia. Además, porque se caracterizan por ser más resistentes a enfermedades y poseer niveles altos de reproducción.