Romosinuano, única raza criolla colombiana que ha traspasado fronteras

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Septiembre 2014
compartir
romosinuano
Estados Unidos, Venezuela, Costa Rica y México tienen núcleos de la raza criolla colombiana. Foto: Tomada de azasbovinasdecolombia.weebly.com.

La raza criolla colombiana romosinuano es la única que ha traspasado las fronteras. Salió de Colombia hace más de 25 años rumbo a Venezuela, Costa Rica, México y Estados Unidos. A estos países llegaron animales vivos y pajillas.

 

En la actualidad, se destaca por ser la raza criolla colombiana con más capacidad de fertilidad, es una de las más adaptales a cambios climáticos y produce carne con gran terneza y sabor. La han comparado con el angus.

 

Carlos Lucero, investigador y coordinador del Banco de Germoplasma Aminal de la Corporación Colombiana de Investigación Agropeciuaria, Corpoica, dijo que dentro del patrimonio genético de las razas criollas se halla el romosinuano. Además, en la Universidad de Florida, Estados Unidos, se han realizado evaluaciones a su calidad y siempre figura entre las 20 más destacables.

 

“En los últimos reportes ha sido elegida por su gran potencial. Compite con la angus. La ventaja de estas razas criollas de origen taurus europeo es que se adaptan al trópico y tiene potencial de carne en pastoreo”, señaló Lucero. (Lea: Razas criollas, en riesgo de extinción y sin plan de emergencia)

 

José Antonio Velázquez,  director ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Razas Criollas y Colombianas, Asocriollo, señaló que la romosinuano “es considerada una de las razas más fértiles del mundo. El 57 % de los días de intervalo entre partos de la raza en el Centro de Investigaciones Turipana en Montería, Córdoba, es menor de 365 días”.

 

Añadió que “su carne es considerara de excelente calidad por su terneza y sabor”. Además es una raza muy mansa, de pelo corto, brillante y liso, resistente a altas temperaturas.

 

Toma su nombre por ser una raza topa, ausente de cuernos, formada en los valles del río Sinú, Córdoba. Es una raza termo tolerante, consumidora de forrajes toscos”, dijo Velázquez.

 

El romosinuano fue incluida en la formación de la compuesta: Montana, que es un sistema de cruzamientos. Al igual, forma parte del Velázquez. (Lea: Razas casanareño y sanmartinero pueden salvar el ganado de ataques felinos)

 

“Es la única raza criolla colombiana que ha traspasado las fronteras”, resaltó Velázquez, para quien las razas propias han causado interés en diferentes países por la capacidad de acondicionamiento a cambios climáticos, uno de los problemas que afronta el mundo entero. 

 

En Magdalena Medio, los Llanos y Córdoba se encuentran núcleos de bovinos romosinuano, raza que cada vez gana más espacio en Colombia y regiones del exterior.