Pardo Suizo y Braunvieh, razas especializadas en leche y carne

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Octubre 2015
compartir
Pardo Suizo y Braunvieh
La Pardo Suizo se especializa en leche, la Braunvieh en carne y los mestizos en la producción doble propósito. Foto: CONtexto ganadero.
La Pardo Suizo es para muchos ganaderos la raza europea de mejor adaptabilidad al trópico colombiano. Reconocen su capacidad reproductiva, longevidad y que haya dado origen a la Braunvieh, considerado el verdadero animal doble propósito.
 
Este 29 de octubre se conmemoran los 70 años de fundación de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Pardo Suizo & Braunvieh, Asopardo, en la ciudad de Bogotá. CONtexto ganadero aprovecha la celebración para exponer las bondades de las razas que han ganado asiento en todos los rincones del país.
 
La Pardo Suizo acoge la línea especializada en lechería con participación en el trópico alto colombiano y en algunas regiones medias y bajas en las que produce el lácteo tras el cruzamiento con ganado bos indicus como el Brahman, lo que da origen a los mestizos.
 
En el país se concentran 1.921 cabezas de animales Pardo Suizo puros que pueden producir 24 litros de leche día y superar los 7.000 kilogramos de leche en lactancias de 305 días, aproximadamente. (Lea: Cruces con cebú que predominan en ganaderías de leche del trópico bajo)
 
 La leche de las vacas Pardo Suizo es valorada por su altos sólidos totales, lo que la convierte en una de las más apetecidas por la industria láctea para la fabricación de quesos y otros derivados.
 
La leche Pardo Suizo alcanza promedios de 4.1 % en grasa  y 3,6 % en proteína para un total de 13,3 % de sólidos totales, con alto contenido de kappa-caseína.
 
Iván Darío Cruz, médico veterinario y ganadero de Pardo Suizo puro y mestizo en Fusagasugá, Cundinamarca, señaló que la finca familiar Los Sauces lleva 40 años dedicada a la crianza de la raza. Por eso sabe que son animales valiosos por su adaptabilidad y alta reproducción.
 
“Hemos tenido vacas que divinamente dan entre 9 y 10 partos y mantienen buenas las ubres”, afirmó el ganadero que añadió que en su finca se producen 500 litros de leche con 22 reses en lactancia y ha alcanzado picos de producción diaria de 30 litros, sobre todo cuando se ha cruzado con la holstein rojo.
 
Las vacas Pardo Suizo se alimentan de forrajes. Las brachiarias, el pasto de corte, el silo de maíz, los concentrados, con porcentaje de 18 % en proteína y 3 % en grasa, las sales mineralizadas y agua de calidad se incluyen en la dieta de las reses de Iván Darío Cruz.
 
El ganadero aseguró que las razas se pueden ubicar, según sea el caso, en alturas inferiores a los 300 metros y hasta los 2.800 sobre el nivel del mar.
 
La Braunvieh produce carne y leche
Toro F1 Braunvieh por Guzerá. Foto: http://www.ganadof1.com.
 
El origen de la raza Braunvieh es la Pardo Suizo europea que luego generó la Pardo Suizo americana con línea de leche.
 
De esta forma, se comprende que la Braunvieh se convirtió en una raza doble propósito que se puede aprovechar para fortalecer su línea láctea y/o cárnica. (Lea: 5 estrategias para producir leche de calidad en el trópico bajo)
 
En el país se hallan 795 animales Braunvieh que alcanzan una ganancia en canal del 60,40 % en caliente y del 58,8 % en frío, con una mínima pérdida en los procesos de refrigeración del 1.52 %, cuando se cruza con la Brahman, lo que demuestra, expuso Adriana Solano Dachiardi, presidenta de la Asociación: “rendimientos excepcionales”.
 
La cría Braunvieh alcanza un peso al nacimiento de 32 kilos en promedio, lo que representa facilidad al momento del parto. Solano Dachiardi manifestó que durante el periodo pre destete, la raza tiene ganancia de 900 a 1.500 gramos de peso día y ostenta un promedio diario de ganancia de 1.075 gramos.
 
De igual forma, las vacas logran un peso de 550 a 750 kilogramos y los toros de 950 a 1.250 kilogramos.
 
De Cundinamarca, pasamos a La Dorada, Caldas, donde se encuentra la Hacienda Río SA, dedicada a la producción de animales Braunvieh en su línea de carne.
 
Nelson Lombana, médico veterinario de la hacienda, señaló que los animales en la hacienda se destetan de 7 a 8 meses con 270 kilos de peso. Comen pastos de alta calidad, y al ser una raza doble propósito, se adiciona un kilo de concentrado por cada 4 litros de leche producida a las vacas.
 
“Es un alimento básico, pero de alta calidad para animales que se comportan muy bien”, dijo el médico.
 
La línea de Braunvieh pura de Río SA ha tenido ganancias de 900 a 1.100 gramos días. Los machos cebados alcanzan los 490 kilos entre 18 y 22 meses de vida y producen una de las carnes de más alta calidad del país.
 
“Le estamos apostando al baby beef por la calidad de la carne de la raza, que es de excelente terneza, magra y buen sabor”, describió Lombana, que ha logrado engordar novillos con 76 % de rendimiento en canal. (Lea: Ganado pardo suizo, cada vez más presente en hatos del país)
 
Los hatos de Braunvieh puro se localizan en Santander, Cundinamarca, Valle del Cauca, Caldas, Antioquia, Cesar, Magdalena y Meta.
 
Los mestizos están en toda Colombia
 
Los animales mestizos, aquellos cruzados de Pardo Suizo por Brahman, Pardo Suizo por Jersey, Pardo Suizo por Guzerá, Braunvieh por Brahman, por ejemplo, se localizan en diferentes partes de Colombia, por su gran adaptabilidad.
 
Es así como los criadores de mestizos de Braunvieh se encuentran en Antioquia y Santander, en su mayoría, seguidos de Cundinamarca, Meta, Huila y Magdalena, de acuerdo con datos de Asopardo.
 
Los criadores de mestizos de Pardo Suizo están en Cundinamarca, Meta, Caquetá, Antioquia, Bolívar, Magdalena y Atlántico.
 
“Para ganaderías de trópico bajo con predominio del mestizaje, Pardo Suizo por Brahman, las lactancias van de 3.000 a 4.000 kilogramos; aunque vale la pena resaltar que dicho promedio es variable según el porcentaje de pardo que tengan los animales, las condiciones geográficas, climáticas, de manejo, entre otras”, anotó la dirigente de Asopardo.
 
De esta manera, el inventario de mestizos en el país alcanza los 3.904 animales, para un total de 6.620 reses en todo el territorio nacional.
 
Solano Dachiardi manifestó que la raza Pardo Suizo llegó a Colombia en 1945 y la Braunvieh en 1997 para fomentar su permanencia en el país y aprovechar las ventajas que brindan con la ayuda de los ganaderos asociados. (Lea: Vacas lecheras de 7 razas comparten un mismo escenario)
 
“No ha sido un trabajo fácil por las condiciones adversas que el país ha atravesado, pero gracias al esfuerzo de los ganaderos hemos logrado permanecer a través del tiempo”, expresó y resaltó de paso que proyectan seguir en el Plan Nacional de Mejoramiento Genético Bovino para tener animales cada vez mejores.