Cómo mantener en buen estado al ganado durante esta época de verano

Por: 
Andrés Moncada
28 de Enero 2013
compartir
El intenso verano perjudica la producción ganadera de Colombia
El fenómeno del Niño ha afectado considerablemente a los ganaderos del país. Foto: CONtexto Ganadero.
Según los pronósticos del Ideam, la sequía irá hasta finales de marzo de 2013. Ante esto, los ganaderos del país deben identificar diferentes técnicas para aprender a enfrentar esta época crítica y que así la producción láctea y cárnica de Colombia no disminuya.
 
El fenómeno del Niño, anunciado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, durante los primeros 3 meses del año en curso, trae consigo enormes inconvenientes para los productores ganaderos en el país. Para combatir esto, existen diferentes alternativas para sostener la productividad por medio de un sólido suministro de comida para las reses.
 
En el mercado, los ganaderos pueden encontrar una gran variedad de soluciones naturales y otras que están a la vanguardia en tecnología, con las cuales podrán evitar  el desperdicio de agua y pastos por causa del fuerte verano que azota a todos los departamentos de Colombia. (Fedegán le apostará al fortalecimiento de praderas y forrajes en 2013).
 
Las Tecnologías HYT, llamadas así por sus siglas en inglés (High Yield Technology System), por ejemplo, son materias ecológicas de alto rendimiento que le permiten al ganadero obtener una mayor eficiencia en su producción. Estos componentes, basados en microorganismos, materiales orgánicos y aminoácidos, buscan devolverle la vida al suelo para mejorar la productividad.
 
Una inversión en los campos
Según lo afirma Álvaro Sánchez Rosso, gerente de Agrinos Colombia, los productos obtenidos con esta tecnología, ayudan a un mejor desarrollo de pasturas, forrajes y suelos para que las reses logren alimentarse más y mejor.
 
Si los forrajes son tratados con esta tecnología anticipadamente, tendrán mayor resistencia ante la inclemencia del verano, pues contarán con un mejoramiento de las raíces. La inversión está entre $150.00 y $180.000  por cada pastoreo, pero se verá reflejado en los resultados”, afirmó Sánchez Rosso.
 
Asimismo, Manuel Torres,  zootecnista de la Universidad Nacional de Colombia, enfatiza en la importancia de aplicar este conjunto de técnicas por parte de los productores agropecuarios, con el fin de mantener en buen estado las pasturas afectadas por el cambio climático. “Con la tecnificación de los procesos en la plantación de los forrajes, los productores vacunos podrán evitar caídas en su producción láctea y cárnica”.
 
Consumo diario de forraje, según orientación productiva
Sistema Consumo de forraje
Leche, doble propósito y cría 9% del peso vivo
Levante y ceba 5 - 6% del peso vivo 
 
Recomendaciones del gremio ganadero
Por su parte, la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ha establecido diferentes recomendaciones para que los ganaderos del país estén preparados para estas épocas de sequía. El gremio enfatiza en la reserva de agua potable para que, de esta forma, los productores bovinos tengan siempre un abastecimiento de este líquido vital y con él su producción no se vea afectada. (Se invertirán más de $100.000 millones para distritos de riego en Colombia).
 
Lo hemos recalcado en diferentes ocasiones: la única forma de combatir la época crítica, es aprovechando las aguas para sembrar forrajes, cosecharlos y guardarlos. La clave está en almacenar para cuando llegue lo más duro de la sequía. El ganadero que no haga eso, tendrá que comprar a altos costos o someterse a una siniestralidad en los hatos”, aseveró José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán.
 
Consumo diario de agua en bovinos
Tipo de ganado Consumo de agua (Litros por día)
Vacas de ordeño 90 - 115
Toros 60 - 80 
Machos y hembras mayores de 2 años 40 - 50
Machos y hembras menores de 2 años 35 - 45
Terneros menores de 1 año 20 - 30 
Nota importante: Para producir un litro de leche, se requieren
de 2,5 a 5 litros de agua según la región.
 
Igualmente, la agremiación ganadera sugiere prácticas como el ensilaje o el henolaje para mantener el suministro de alimentos para las reses y de esta forma combatir las posibles intoxicaciones o enfermedades que afecten a los bovinos y, por ende, a la producción nacional.