Costos de la empresa ganadera se deben evaluar todos los días

Por: 
Pedro Fonseca
20 de Octubre 2016
compartir
Evaluación costos empresa ganadera, rentabilidad empresa ganadera, costos empresa ganadera Colombia, costos de ganadería, evaluación de costos ganadería, Asesorías Financieras Agropecuarias Afagro, Afagro, Costos Empresa Ganadera, empresa ganadera, costos ganadería Colombia, mirar la finca como empresa ganadera, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El director técnico de Afagro, Luis Alberto Sánchez, considera que los ganaderos deberían evaluar mejor los costos de su empresa. Foto: Cortesía.
El director técnico de la empresa especializada en costos ganaderos, Afagro SAS, habló con CONtexto ganadero sobre su empresa y las fallas de muchos ganaderos a la hora de hacer una evaluación financiera de su finca.
 
Luis Alberto Sánchez se graduó como zootecnista de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín en 1979 y luego hizo una especialización en Gerencia Agroambiental. Trabajó durante cerca de 30 años con la Gobernación de Antioquia como asistente técnico en fincas de la región.
 
Lleva 25 años trabajando el tema de costos agropecuarios con el Estado, hasta que hace 8 años decidió montar la empresa Asesorías Financieras Agropecuarias S.A.S., Afagro, con 3 accionistas más. Hoy en día cuentan con un ingeniero de sistemas, 3 zootecnistas y más de 50 técnicos consultores para determinados proyectos.
 
Además de liderar el trabajo en su empresa, es docente de maestría Gestión de la Producción Animal en el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid y dicta clases de costos en la Universidad de Antioquia. Actualmente está desarrollando un proyecto con la Asociación de Criadores de Búfalos, Asobúfalos, en 80 municipios de 14 departamentos.
 
CONtexto ganadero (CG): ¿Cómo nace la idea de crear la empresa?
 
Luis Alberto Sánchez (LAS): Hemos desarrollado unos software que son únicos en Colombia, y me atrevería a decir que en América Latina. Hay unos que tratan la parte técnica y que tienen una gran trayectoria, pero el tema de costos no lo tratan a profundidad. En la web contamos con un programa de bastante aceptación, que se llama Software técnico y de costos Afagro web.
 
C.G.: ¿Cómo funciona el software en la web?
 
L.A.S.: Nosotros trabajamos en su sitio central, que es la oficina. Se necesita un soporte, que lo da un zootecnista especialista en costos, manejo de praderas y demás aspectos de la ganadería, y el ingeniero de sistemas. (Reportaje: ¿Cuál es la estructura de costos de los productores lecheros?)
 
Nuestros software tienen más de 100 indicadores para el costo del litro de leche, del kilo de carne, el nacimiento, el destete, el levante. Primero que todo permite ingresar toda la información técnica para calcular estos indicadores y medir la eficiencia productiva y reproductiva del hato. Además ingresa los datos económicos como las facturas de compra, los recibos de venta y permite conocer sus costos de producción, flujo de caja y rentabilidad, con el fin de conocer cuánto cuesta producir cada animal.
 
C.G.: ¿Cuántas personas están utilizando el software de Afagro?
 
L.A.S.: En este momento tenemos 300 licencias en operación y de otro software que ya no está en el mercado porque son versiones anteriores, son 1.500 licencias. Este es un programa diferente, de escritorio, que no tiene el soporte inmediato. Tenemos otro que vamos a lanzar próximamente para hacer evaluaciones de aforos, calcular bases forrajeras y todo lo que tiene que ver con costos de suplementación.
 
Nosotros mantenemos algunas empresas clientes, hacemos asesorías a otras medianas y grandes, hacemos capacitaciones a través de cursos y trabajamos en los proyectos como los que hacemos con Asobúfalos.
 
C.G.: ¿Cuáles son las fallas más grandes de los ganaderos en Colombia al evaluar sus costos?
 
L.A.S.: La falla más grande que yo he encontrado en ganaderías de trópico bajo es el levante. Los levantes son muy largos, de casi 2 años. El primer parto es a los 40 meses, eso es impresionante. (Lea: Tenga en cuenta la amortización de sus vacas en la planeación de costos)
 
La ganadería de trópico bajo generalmente es extensiva, de baja productividad pero de bajos costos. Esa combinación hace que ese sistema sea sostenible en esas condiciones, a diferencia de la ganadería de trópico alto, que es de costos altos y de alta productividad. En el trópico alto usted fácilmente produce 20-25 mil litros de leche por hectárea/año. En los sistemas doble propósito usted escasamente tiene una capacidad de carga de una vaca por hectárea, que produce 4 litros diarios en lactancias de 300 días, eso da 1.200 litros por lactancia pero si se cuenta en el año, son 800 litros por ha/año.
 
Ellos también producen carne y un destete que pesa 160 kg en un intervalo entre partos que es superior al año. Entonces, en conclusión, usted va a encontrar que una vaca doble propósito produce en el año 100 kg de carne y 800 litros de leche. En este caso, el costo del litro del lácteo es $600-$650 que vende a $1.000 en un mercado formal y el del kg de carne, $2.000-$2.200 que lo venden a $4.000. Si se da cuenta, hay una utilidad alta pero una productividad muy baja.
 
En lechería especializada, a usted le puede costar $800-$850 producir un litro de leche y la vende $1.100-$1.200. Es un margen más bajo pero produce una cantidad muy alta por hectárea. Eso hace que la lechería se sostenga. Son sistemas muy diferentes pero nosotros los manejamos porque los conocemos y tenemos muchos años de experiencia en el tema.
 
C.G.: Y en general, ¿los ganaderos se preocupan por los costos de su finca?
 
L.A.S.: La gente se preocupa mucho, lógicamente, sobre todo en una actividad como la ganadería que tiene una alta inversión. Usted vende y no sabe cuánto ganó, usted solo sabe que ganó o perdió porque el flujo de caja le alcanza para pagar las facturas y le sobra un poquito. Pero observe qué manera tan simple de manejar una empresa, entonces cuando no alcanza el flujo de caja, presienten que les está yendo mal y no tienen claridad.
 
En la ganadería hay muchos centros de costos y la falla puede estar en alguno de ellos. Por ejemplo, en los sistemas de cría o doble propósito yo tengo centros de costos de vacas gestantes, de vacas en producción, de vacas de levante, de novillas, de cebas y no cebas. Si uno le pregunta al ganadero cuál es la falla, no sabe porque todo sale de la misma bolsa. Ellos se preocupan, el problema es que hacen poco por resolverlo. (Lea: ¿Qué porcentaje de los costos de producción se destinan a la nómina?)
 
C.G.: ¿Cómo pueden resolver esas falencias?
 
L.A.S.: Como dije, los ganaderos se preocupan. Por lo menos, hace unas semanas dicté un curso con 54 asistentes de Colombia y fuera del país sobre los costos. Cuando asisten a la charla, sienten que quieren cambiar, indudablemente.
 
La recomendación que les hago a los ganaderos es que la verdad ellos no tienen tiempo, entonces es mejor que contraten a una persona que haga eso, para que estén enterados todos los días de cómo va el negocio, cuánto ganan o pierden, si es bueno producir destete o levante o ceba. Pero eso solo se sabe si yo evalúo cada centro de costos por separado, de resto es imposible saberlo.
 
Un ganadero debe saber cómo están sus costos diariamente, porque el sistema de costeo en ganadería es permanente. Para esto se necesita un software, porque la contabilidad normal no se sabe porque no maneja centros de costos biológicos. Debe ser una contabilidad adaptada en la ganadería. Esto es necesario porque a un ganadero nunca le pagan lo mismo, cada 15 días le cambian el pago y todos los días vende.
 
C.G.: ¿Cuáles son las diferencias más grandes entre los sistemas de ganadería?
 
L.A.S.: Los costeos entre ganadería de leche son distintos a la ganadería de carne, de cría sin ordeño o de ceba o doble propósito, porque los productos que se generan son distintos. El doble propósito es el sistema más complejo porque usted produce leche y carne de una sola vaca en tanto que la ceba es relativamente sencilla porque es un solo producto.
 
Además, los lecheros manejan mucha más información que los de carne. Hace un año trabajé con 200 ganaderías especializadas de leche y tenían muchos datos registrados. (Lea: Costos de producción que años atrás no afectaban la rentabilidad)
 
C.G.: ¿Cuáles son los proyectos para usted y Afagro?
 
L.A.S.: Para el año entrante tenemos planeado hacer un curso de presupuestos ganaderos que no se dicta en Colombia y otro de evaluación y proyección de empresas ganaderas, que también es nuevo.